La abstención de una edil del PSOE permite la elección del popular Manuel Ríos como alcalde en Arenas

Manuel Ríos, nuevo alcalde de Arenas /SUR
Manuel Ríos, nuevo alcalde de Arenas / SUR

La postura de la concejala, que encabezó la lista del PSOE hace cuatro años, ha impedido que la Alcaldía haya sido para su partido, que si ha contado con los votos de IU

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Una de las sorpresas de esta jornada de constitución de las nuevas corporaciones locales la ha protagonizado el municipio de Arenas y más concretamente la candidata número dos del PSOE en la localidad, Ángela Pérez, que con su abstención no sólo no ha impedido la elección como alcalde de este pueblo de la Axarquía del cabeza de lista de su partido, Rafael Cornejo, sino que ha facilitado que el cargo sea ocupado por el popular Manuel Ríos.

Aunque el PSOE había decidido ayer rechazar la oferta de IU de compartir la Alcaldía dos años cada formación y votar a su candidato, un cambio de posición de última hora por parte de la formación izquierdista (con tres concejales), de votar, a pesar de todo, al cabeza del lista socialista parecía dejar claro que la Alcaldía sería para el PSOE. Ambos grupos PSOE e IU, suman cinco ediles, la mayoría absoluta del pleno. La sorpresa ha sido cuando Pérez en lugar que apoyar a su candidato en la votación para elegir alcalde, se ha abstenido, permitiendo de este modo que el PP obtenga la Alcaldía y pueda gobernar en minoría los próximos cuatro años.

Los candidatos del PP y PSOE han obtenido en la votación cuatro votos cada uno, aunque al resultar empatados, se ha impuesto la lista más votada, que es la popular, cuando la formación socialista podía haber logrado cinco si no llega a ser por la abstención de su número dos.

Se da la circunstancia de que Ángela Pérez fue la cabeza de lista del PSOE en los comicios de 2015 en la localidad y apoyó con IU la moción de censura que permitió arrebatarle al PP la Alcaldía en 2016. Manuel Ríos fue elegido alcalde en 2015 como fuerza más votada, aunque en minoría.

Cornejo ha indicado que «sabía que su compañera de partido tenía mucha afinidad con el candidato del PP, pero que no esperaban que se abstuviera. Su abstención ha beneficiado al PP. No nos lo explicamos ni entendemos que no haya apoyado al candidato de su partido».

Según el edil socialista, ahora deberá ser la ejecutiva provincial del partido la que decida cuál será el siguiente paso, dado que en la localidad la agrupación del PSOE no está constituida. «De cualquier forma no es comprensible, puesto que se trata de una mujer que llevar 16 años en el PSOE», ha insistido.

Aunque este periódico ha intentado contactar con la número dos del PSOE para conocer qué es lo que le ha llevado a abstenerse, ello no ha sido posible. Fuentes de la formación socialista han asegurado que la edil se había comprometido antes del pleno a apoyar al candidato de su partido, por lo que no entienden lo sucedido. Las mismas fuentes han confirmado que la edil firmó el pasado jueves un documento en el que el partido le recordada la obligación de votar a su candidato o en caso contrario conllevaría la expulsión inmediata del PSOE, lo que le será comunicado al Ayuntamiento en los próximos días.

Izquierda Unida, como segunda fuerza más votada en estas elecciones, decidió anoche casi de madrugada apoyar al candidato del PSOE para impedir que el PP pudiera gobernar en el municipio y obtener más apoyo de los vecinos, a pesar de no tener ningún pacto con los socialistas. Al final la estrategia no ha sido posible y el candidato del PSOE culpa a su número dos, a la que ha calificado de «tránsfuga».

Temas

Arenas