Seis ayuntamientos andaluces encabezan la lista de los más morosos de España

Imagen de archivo del Ayuntamiento de Jaén, en la plaza de Santa María. /F.J. Cano
Imagen de archivo del Ayuntamiento de Jaén, en la plaza de Santa María. / F.J. Cano

Jaén, Jerez de la Frontera, Granada, Algeciras, Vélez-Málaga y El Puerto de Santa María, los que más tardan en pagar a sus proveedores

JOSÉ LUIS PIEDRASEVILLA.

Seis municipios andaluces son los más morosos de España y se encuentran entre los diez ayuntamientos de todo el país que más tardan en pagar a sus proveedores con más de un año de retraso incluso. La comunidad tiene el negativo mérito de tener a seis consistorios entre los diez más morosos de España, ocupando además las primeras plazas en este negativo ranking.

En esta lista de «malos pagadores» se encuentran los ayuntamientos de Jaén, Jerez de la Frontera, Granada, Algeciras, El Puerto de Santa María y Vélez-Málaga, según el último informe elaborado por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) relativo a los periodos medios de pago en el primer semestre de 2019 realizado por todas las administraciones.

El liderazgo con diferencia en la morosidad de todas las administraciones lo ostenta el Ayuntamiento de Jaén, que tarda de media para abonar sus facturas más de un años y medio, en concreto 542 días que obligan a sus proveedores a armarse de paciencia. Jaén además ha empeorado sus plazos de pago, ya que en el primer trimestre del año la media de abono de sus facturas era ligeramente más baja y se situaba en 531 días de espera.

Al consistorio jiennense le sigue el de Jerez de la Frontera, que se lleva casi un año para afrontar sus pagos con 320 días de demora, mientras que el Ayuntamiento de Granada tarda hasta 207 días en sufragar los gastos a sus proveedores. Estas tres ciudades andaluzas están en el podio de la morosidad, pero es que siguen más municipios andaluces exceptuando al consistorio madrileño de Parla, que con sus 201 días de espera para pagar se cuela en el cuarto puesto.

En la quinta plaza se sitúa otra gran ciudad andaluza, Algeciras que se demora hasta en 126 días de media, seguida de El Puerto de Santa María, con 117 días de espera y Vélez-Málaga con 115 días. Todos ellos están muy lejos de los 30 días reflejados en la norma y también de los 65 días de periodo medio de pago de los ayuntamientos españoles.

Sin embargo, el mejor ejemplo de buen pagador municipal en Andalucía se encuentra en el Ayuntamiento de Roquetas de Mar, que en tan solo 11 días ya tiene liquidadas todas las facturas de sus proveedores y cumple así con la Ley de Morosidad. Roquetas solo ve superada en esta celeridad por cumplir con sus obligaciones económicas por el Ayuntamiento de Zamora, que lo hace en tan solo 9 días.

Tras Roquetas de Mar, el consistorio mejor pagador está en también en la provincia Almería y es el de su capital, que empleo 17 días, seguido de Málaga capital con 30 días, San Fernando con 32, Sevilla con 40, Fuengirola y Dos Hermanas, con 42 respectivamente, Cádiz con 43, Huelva con 59 y Mijas 56.

Peores pagadores

El análisis de este estudio está realizado sobre las poblaciones con mayor volumen de habitantes y pone de relieve que los ayuntamientos son los peores pagadores con deferencia de entre todas las administraciones, ya que se demoran de me día algo más de dos meses -65 días- en pagar a sus proveedores. Sin embargo, la administración local es uno de los clientes estelares de los autónomos y para quien más trabajan y, sin embargo, invierte el doble del tiempo estipulado para sufragar estos gastos, que se sitúa por ley en 30 días.

Este análisis de los tiempos de abono de las facturas públicas corrobora que todas las administraciones, ya sean locales, regionales o incluso el propio Estado, incumplen en su mayoría los periodos de pago legalmente establecidos, que se fijan en 30 días.

Es el caso de las diputaciones, que siempre han tenido una granjeada fama de ser buenas pagadoras por ser una de las administraciones que tiene sus arcas más saneadas, el informe tampoco deja a algunas de ellas en buen lugar y arroja algún que otro nubarrón que cuestiona a estas corporaciones provinciales. Entre ellas hay muchas que incumplen con los 30 días de abono que se establece por ley y entre ellas se encuentra una andaluza, la Diputación provincial de Cádiz que se demora hasta 35 días para liquidar sus facturas con los proveedores.

Más