El plan de choque reduce la lista de espera sanitaria andaluza en 3.000 pacientes en un mes

El consejero Aguirre, ayer durante su intervención en el Pleno del Parlamento andaluz. /EFE
El consejero Aguirre, ayer durante su intervención en el Pleno del Parlamento andaluz. / EFE

Las operaciones se incrementanen más de un 12%, lo que permite reducir la demora media en 24 días

JOSÉ LUIS PIEDRASEVILLA

El debate sobre las listas de espera en la sanidad andaluza volvió ayer con fuerza al Parlamento autonómico con el balance presentado por el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, sobre el plan de choque activado por su departamento y que ha supuesto en un mes de su activación rebajar en un 9,4% dichas listas con un total de 2.979 pacientes menos en los registros de demandantes de una intervención quirúrgica. Además, la demora global media se ha rebajado en 24 días con dicho plan.

Según los datos aportados por el consejero, cuando arrancó el plan el 25 de marzo había 31.601 pacientes fuera de plazo en procedimientos con un tiempo de espera máximo garantizado o con demoras superiores al año para estas intervenciones, cifra que se ha rebajado hasta los 28.622 enfermos pendientes a 30 de abril.

La rebaja de pacientes pendientes y fuera de plazo con procedimientos garantizados ha sido de 747 personas, mientras que la merma de enfermos pendientes con demoras superiores a los 365 días en procedimientos no garantizados ha sido de 2.232 pacientes.

Las diferencias comparativas entre 2018 y 2019 en el periodo que ha sido objeto del balance, desde el 25 de marzo hasta final de abril, reflejan también una mayor salida de pacientes de dichas listas de espera quirúrgicas, con 6.040 pacientes más que abandonan esta espera que en el año previo, lo que significa un 12,6%. En este periodo se ha pasado de realizar 47.870 intervenciones quirúrgicas en 2018 a las 53.919 practicadas este año con el impulso del plan de choque.

Las cifras muestran además un incremento del 9,78% de la actividad ordinaria en jornada de mañana y del 52,07% en jornada de tarde con el mantenimiento de las operaciones realizadas a través de conciertos. Además, ha crecido la actividad extraordinaria pare rebajar estas listas de espera con 867 pacientes más intervenidos en el mismo periodo del año 2019, un 123% más que en el mismo periodo del año anterior.

El consejero de Salud y Familia puso de relieve en su intervención en el Pleno de la Cámara andaluza que este plan es fruto del compromiso del nuevo Gobierno por reducir las listas de espera a pesar de la «pésima gestión» del anterior ejecutivo socialista, al que exigió que pidiese perdón por haber «ocultado» en las listas de espera a más de medio millón de ciudadanos.

El responsable de la sanidad autonómica reconoció que este plan solo no será suficiente para acabar definitivamente con el problema, pero sí permitirá comenzar a reducir estas listas, además de garantizar la máxima transparencia en su aplicación y resultados.

El citado plan de choque ha impulsado la actividad en más de 200 quirófanos, cada uno de los cuales hace una media de cinco intervenciones cada tarde de lunes a viernes y otras cinco operaciones también los sábados, con lo que rentabilizan así al máximo los recursos materiales y profesionales para dar respuesta a esta imperiosa necesidad, señaló Jesús Aguirre.

El plan ha permitido incrementar en un 10% la actividad ordinaria y en 52% la actividad extraordinaria realizada por las tardes y sábados, y se mantiene prácticamente igual la actividad derivada a conciertos y hospitales privados. El plan, que cuenta con una dotación de 25,5 millones y que se desarrollará hasta finales de año, se está llevando a cabo en una primera fase en los hospitales y centros sanitarios que aglutinan el 75% de los pacientes en listas de espera y se prevé ir extendiendo su aplicación progresivamente al resto de centros.

Rechazo de la oposición

La oposición de PSOE y Adelante Andalucía criticó este plan y cuestionó sus resultados. El diputado socialista Jesús María Ruiz dijo que se están «falseando» los datos y se está acusando de ello a los profesionales sanitarios y que lo que se persigue en realidad es destinar los recursos a los conciertos y a la sanidad privada. El parlamentario de Adelante Andalucía Guzmán Ahumada sostuvo que el plan es un «parche» sin planificación y con improvisación que no solventará los problemas estructurales de la sanidad andaluza. Por su parte, la diputada de Vox María José Piñero censuró también la opacidad y falta de negociación con sindicatos y profesionales con la que se ha impulsado el plan.

Por provincias, Sevilla y Granada lideran el aumento de operaciones en abril con respecto a ese mismo mes de 2018. Sevilla ha pasado de 11.229 intervenciones en 2018 a 13.862 en 2019, 2.633 más y un aumento del 23,45%, mientras que Granada ha pasado de 6.165 intervenciones en 2018 a 7.230 en 2019, 1.065 más, un aumento del 17,27%.

Almería registró 3.135 intervenciones en 2018 y este año 3.606, lo que supone un incremento de 471 más, lo que representa un 15%, mientras que en Cádiz, de 7.235 intervenciones en 2018 se pasó a 7.784 en 2019, con un incremento de 549, es decir, un aumento del 7,6%.

Córdoba pasó de 5.691 intervenciones en 2018 a 5.888 en 2019, con un incremento de 197 más, un 3,46%; Málaga, de 8.476 intervenciones en 2018 a 9.021 en 2019, un incremento de 545 más (más 6,4%). La provincia de Jaén de 3.327 intervenciones en 2018 llegó a 3.683 en 2019, con 356 más (un 10,7%) y Huelva, de 2.603 intervenciones en 2018, alcanzó 2.839 en 2019, 236 más, con una subida del 9%.