Nuevo contratiempo para los casos ERE, IDEA y FAFFE por la baja de su juez instructora

María Núñez Bolaños. /
María Núñez Bolaños.

La magistrada alega motivos personales y de salud en un momento crucial de estos procesos y coincidiendo con las discrepancias del fiscal anticorrupción y la acusación popular del PP con sus resoluciones

JOSÉ LUIS PIEDRA

La instrucción del caso de los ERE, a los que se han sumado en los últimos años otras macrocausas como de la Junta como los avales y préstamos de la agencia IDEA y el uso de las tarjetas de la Fundación Andalucía Fondo de Formación y Empleo (FAFFE) parece gafada y los obstáculos y dificultades que la investigación han encontrado en todo estos procedimientos por la complejidad de los mismos se suma ahora la baja por motivos personales y de salud de la juez instructora, María Núñez Bolaños. Y no es la primera vez que ocurre ya que su antecesora, la jueza Mercedes Alaya, también se ausentó por enfermedad durante meses en plena vorágine de la investigación de este caso de corrupción en el seno de la Junta.

María Núñez Bolaños, titular del juzgado de instrucción número 6 de Sevilla, se ha dado de baja después de 4 años intensos de investigación y trabajo con muchas resoluciones adoptadas en este tiempo sobre estas macrocausas después de tomar el relevo a la juez Alaya en junio de 2015, que se marchó como magistrada a la Audiencia de Sevilla.

La baja de juez Bolaños coincide con un momento crucial de estos procedimientos, con el archivo del caso avales de Idea en lo que respecta a los responsables políticos y coincidiendo con las públicas discrepancias con la Fiscalía Anticorrupción y con los letrados que ejercen la acusación popular en representación del Partido Popular. El ministerio fiscal ha llegado a cuestionar incluso su actuación con respecto a las prescripciones de algunas piezas en el caso de los ERE y también en cuanto a la exclusión de ex altos cargos del anterior Gobierno socialista en las piezas todavía en instrucción y que, según la Audiencia, no han de ser incluidos porque ya han sido enjuiciados en la pieza política anterior de este caso.

Fuentes judiciales han confirmado que la baja de la jueza en este órgano judicial va a ser cubierta temporalmente por el juez de refuerzo -de Adscripción Territorial- José Ignacio Vilaplana, que hasta ahora ayudaba a la magistrada asumiendo todos los asuntos ordinarios del juzgado para que ella se dedicara en exclusiva a la instrucción de las macrocausas.

Estas fuentes también apuntaron a que de momento no se plantea su sustitución y se esperará a ver la evolución de su baja que quedaría cubierta de momento con el juez de refuerzo. En caso de que esta baja se prolongase en el tiempo y el juez de refuerza estuviese desbordado en sus tareas con estas macrocausas, el decanato de los juzgados de Sevilla podría plantear la petición de un juez sustituto, como ya ocurrió con la ausencia prolongada en el pasado por motivos de salud de la magistrada Mercedes Alaya. Esta decisión requeriría de la aprobación por parte de la Audiencia de Sevilla y también por parte el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.