La mayoría de la abstención perjudicó al PSOE en las pasadas elecciones andaluzas

La mayoría de la abstención perjudicó al PSOE en las pasadas elecciones andaluzas
Archivo

Una encuesta del CIS revela que el 22,7% de los ciudadanos que no votaron, lo habrían hecho a Susana Díaz. El 42,1% tenía pensado su voto mucho antes de la campaña

Maria Dolores Tortosa
MARIA DOLORES TORTOSA

Pasados tres meses de las elecciones andaluzas que dieron un vuelco al mapa político andaluz, una encuesta del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizada con posterioridad confirma que la mayoría de la abstención perjudicó al PSOE. . La encuesta revela que el 22,7 % de los ciudadanos que se abstuvieron en los comicios habrían votado al PSOE si hubieran participado en las elecciones, un 5,3 % por el PP, un 5,5 % a Ciudadanos y Adelante Andalucía y un 2,6 % a Vox.

El 42,1% tenía su voto pensado hacía bastante tiempo, un 19,1% antes de la campaña y solo un 10% durante la campaña electoral. Habida cuenta que el PSOE gobernó con el respaldo de Ciudadanos en la pasada legislatura, es significativo que los andaluces prefieran una coalición de PP y Cs con el apoyo de Vox (que es la que se consolidó) que a una de Cs con el PSOE. Aunque la preferida por los andaluces es una coalición de PSOE con Adelante Andalucía (15,6%), que no alcanzó mayoría absoluta suficiente para gobernar, el 11,7% se decanta por la coalición PP-Cs con el apoyo de Vox; frente al 10,6% del PSOE con Cs, que tampoco obtuvo mayoría suficiente de gobierno. Un 12,1% hubiera preferido un gobierno en solitario.

La encuesta postelectoral de las elecciones autonómicas de Andalucía del 2 de diciembre, publicada este martes por el CIS, se realizó en 201 municipios con 2.913 entrevistas desde el 10 de diciembre al 3 de enero. Para esta fecha ya se había constituido el Parlamento (27 de enero) con el acuerdo PP, Cs y Vox, pero no la investidura de Juanma Moreno como presidente, que se produjo el 16 de enero. Las elecciones andaluzas arrojaron un resultado con una mayoría absoluta de las fuerzas de la derecha (PP, Cs y Vox), el 49,3%, frente al 44,3% de las izquierdas (PSOE y Adelante Andalucía). El PSOE fue el más votado, con 33 escaños; seguido del PP, con 26, Ciudadanos con 22, Adelante con 17 y Vox, con 12, convirtiéndose la irrupción de esta formación en la gran sorpresa de la jornada electoral.

Valoración de los resultados

En cuanto a la valoración de los resultados, una vez sabido que ninguno de los partidos logró mayoría de gobierno, el 22,7% respondió que lo valora «más bien positivamente»; pero un 21,9% y un 18,8% lo señala de forma muy negativa o negativa. El 17,6% contesta que ni negativa ni positivamente. Susana Díaz, según los encuestados, hubiera sido la presidenta preferida (22,1%), frente a Juan Manuel Moreno (14,5%), Juan Marín (11,3%); Teresa Rodríguez (10,2%) y Francisco Serrano (1,2%). Un 30% no sabe o no contesta.

El 73,8% de los encuestados asegura que fue a votar el 2 de diciembre, pero un 15,8% confirma que no lo hizo porque no quiso. Entre los que se abstuvieron, para el 26,8% no había ninguna alternativa que les convenciera, para un 21,6%, ninguna fuerza o político le inspiraba confianza. Hubo un 18,6% que aseguró estar harto de la política y de las elecciones.

El 14,5% de los que votaron dudó entre votar al PP o a Cs, mientras el 13,5 tuvo dudas para decantarse ente el PSOE y Cs. Un 10,4% de la población andaluza tuvo dudas entre PSOE y Adelante Andalucía y un 6,4 dudó entre votar al PSOE o abstenerse; un 6,6% estuvo en duda entre PP y Vox. En cuanto a las tareas a desarrollar, al nuevo gobierno le piden que se ocupe primero de empleo, sanidad y educación, por este orden.

El sondeo indaga cara a unas elecciones generales, aunque cuando se hizo la encuesta no se habían convocado y estaban negociándose los Presupuestos. El 24% votaría al PSOE en unas elecciones generales; el 10,3% al PP ; a Cs, el 11,6%; a Unidos Podemos, el 8,8%; y a Vox, el 4,4%. De los que no votarían, el 13% siente más simpatía por el PSOE, seguido del 5,1% por Cs, del 3,2 al PP y el 2,3 a Podemos.

En plena discusión sobre la recentralización de competencias y el sentimiento español, el 74,2% se siente tan español como andaluz. Solo un 5,7% se siente más español que andaluz. También el 57,6% prefiere un estado autonómico como el de ahora; y un 11,4% prefiere un estado central sin autonomías.