El PP bloqueará en el Senado cualquier intento de reforma de la Constitución

El líder del PP, Pablo Casado, a su llegada al Congreso para el acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución./EFE
El líder del PP, Pablo Casado, a su llegada al Congreso para el acto solemne conmemorativo del 40 aniversario de la Constitución. / EFE

Descarta la modificación porque abriría el debate entre Monarquía y República, u el del derecho de autodeterminación en Cataluña

Ramón Gorriarán
RAMÓN GORRIARÁNMadrid

El PP «es el único partido» que no plantea una reforma de la Constitución, se ha jactado Pablo Casado a la entrada de los actos conmemorativos en el Congreso del 40 aniversario de la Carta Magna. Y si alguien impulsa algún proyecto de modificación, utilizaremos «la minoría de bloqueo en el Senado» para impedirla, ha añadido.

El líder de los populares, flanqueado por su secretario general, Teodoro García-Egea, y la portavoz en la Cámara, Dolors Montserrat, ha considerado que la Constitución «está en plena forma» y no sufre «la crisis de los 40». Por tanto, ha añadido, su reforma es innecesaria además de desaconsejable en estos momentos de efervescencia soberanista en Cataluña y de movimientos republicanos. El texto constitucional es «la mejor vacuna contra el populismo y el radicalismo», ha subrayado.

Casado ha explicado que las propuestas de cambio constitucional que han lanzado algunos partidos requerirían una reforma agravada, que lleva aparejada la obtención de mayorías de dos tercios en el Congreso y el Senado y la posterior convocatoria de un referéndum. En ese escenario, ha advertido, algunos partidos, en alusión a Unidos Podemos, va a plantear el debate Monarquía-República, y otros, por los independentistas catalanes, colocarán en el debate el derecho de autodeterminación.

El PP no está dispuesto a abrir esos debates, ha zanjado el presidente del PP. Su posición supone un cambio con las posiciones mantenidas por Mariano Rajoy, que condicionaba la reforma constitucional a la existencia de un consenso previo sobre lo que se quería cambiar. Casado ha admitido que hay puntos, como la sucesión a la Corona o la disposición sobre la incorporación de Navarra a Euskadi, en los que hay amplio acuerdo sobre la conveniencia de su modificación, pero «no es el momento», ha insistido.

Solo se mostró abierto a un desarrollo legislativo del título VIII, el del modelo territorial, para acordar un reparto de competencias entre la administración central, las autonómicas y las municipales.

Más información

 

Fotos

Vídeos