CINCO AÑOS DE MARBELLA ACTIVA

Se propuso fomentar una ciudadanía activa, responsable y crítica. Se consideró prioritario reforzar los cimientos ciudadanos

ARTURO REQUE

Arrancaba un 2013 sin visos de romper la cruda monotonía que atravesábamos desde años atrás. La situación general del país se plasmaba en un estado catatónico de la sociedad que no era ajeno a Marbella donde la pesadumbre generada por la dura crisis económica se acentuaba cada vez más.

La vida nos demuestra que es en los momentos más duros cuando el ser humano saca lo mejor de sí, reflexionando y aprendiendo de los errores -esto último no lo tengo del todo claro...-, agrupándose para unificar fuerzas y conocimiento. Y así fue como un grupo de personas se unieron para dar forma a un colectivo que se ha vuelto un referente local: Marbella Activa.

Si bien se puede formar una agrupación sobre la base de unos ideólogos que animan y convencen a otros cuantos, la verdad es que hace falta que se den unas circunstancias especiales para que realmente funcione: motivación, objetivos comunes, ganas de aportar, debate interno y respeto mutuo. Y todo esto se dio hace cinco años, desde el primer encuentro hasta el último.

Partiendo del diagnóstico de una sociedad apagada, estigmatizada por pasiva y permisiva ante los abusos de especuladores sin escrúpulos, se propuso fomentar una ciudadanía activa, responsable y crítica. Se consideró prioritario reforzar los cimientos ciudadanos, es decir, volver a sentirnos marbelleros. Se dedicaron numerosas charlas para dar a conocer nuestra historia y patrimonio, ayudando a recordar y a reforzar nuestra identidad, recuperando costumbres casi olvidadas pero que aún conservan nuestros mayores en al baúl de los recuerdos. Nos han enseñado a observar y a valorar nuestro maravilloso entorno natural, cuidándolo, disfrutándolo y respetándolo. Nos han mostrado que el conocimiento y la cultura son herramientas indispensables para hacer ciudadanos sensibles e inconformistas, evitando torres de Babel, generando debate sobre todas aquellas actuaciones no justificadas y promoviendo un modelo de ciudad ampliamente consensuado basado en la sostenibilidad (social, económica y ambiental), el conocimiento y la innovación.

Pero si en algo incide especialmente Marbella Activa es en la educación. El futuro pasa por los que ahora se están formando y deben ser éstos los que se sientan identificados con su ciudad. Sólo de esta manera se garantizará que la respeten y protejan frente a la especulación, la globalización y los aventureros que llegarán a la conquista de su particular 'El Dorado'. Sus proyectos educativos arrancan con el libro 'Descubre Marbella y San Pedro' y, junto a otras numerosas actividades, se complementa magistralmente con el portal web: Marbella Ciudad Educadora. Toda una lección de cómo formar desde el conocimiento.

Son cinco años de vida los que viste Marbella Activa, pero se comporta con una veteranía propia de las grandes agrupaciones que han batallado en numerosos frentes y han sabido mantener su carácter inicial sin ceder frente a las adversidades. Lo quieran o no, -ya sabemos que cuando se habla claro hay quienes se molestan- hoy en día es una asociación referente en múltiples campos donde ha sabido acercarse y respetar a otros colectivos más veteranos y más especializados, aunando fuerzas, sin caer en la confrontación de egos tan habitual por nuestros lares.

Formo parte de este grupo desde sus inicios y no puedo estar más orgulloso de ello. Hemos crecido poco a poco, se han incorporado amigos y compañeros a cual más implicado, cada uno aportando su granito de arena. No tenemos un pensamiento único y es por ello que el debate es nuestro fuerte, pero sí tenemos algo muy claro, Marbella necesita ciudadanos activos, reflexivos y críticos. Feliz cumpleaños.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos