Diario Sur

Los peatones ganan peso en el centro de San Pedro tras las nuevas obras de acerado

El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, supervisa los trabajos.
El teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña, supervisa los trabajos. / Josele-Lanza -
  • El Ayuntamiento también priorizará el paso a las personas tanto en las calle Padre Ostos como en el acceso a Sierrablanca, en Marbella

El paso de personas por las calles del centro de San Pedro de Alcántara se empezará a imponer al de los coches en los próximos meses. Por lo menos será así en las calles Pepe Osorio y Juan Fortuny, ambas perpendiculares a la avenida Oriental y que lucirán un nuevo acerado que le ganará terreno al asfalto para mejorar la movilidad peatonal en esta zona del núcleo urbano. Eso será tras la finalización de las obras que ayer presentó el teniente de alcalde de San Pedro, Rafael Piña.

La necesidad de estas actuaciones, según apuntó el edil, se evidencia en el caso de la calle Pepe Osorio. En esta vía, justo en la unión con la avenida Oriental, el acerado de uno de los márgenes era apenas de medio metro de ancho, superficie que tras las obras se cuadruplicará hasta los casi dos metros.

«Era una de las actuaciones más inmediatas que queríamos hacer porque es una calle con un importante tránsito de personas y una zona comercial, con lo que se facilita el acceso a los establecimientos», explicó Piña.

Por su parte, los trabajos en la calle Juan Fortuny se deben a que el acerado era inexistente en el lateral derecho, lugar en el que se centrará la remodelación. «Tras las obras serán calles más cómodas que invitarán al paseo», añadió el responsable municipal.

Estas dos actuaciones se licitaron por una cuantía de 42.800 euros a la empresa local Hermanos Palacios Millán S. L., y tendrán un plazo de ejecución de un mes. Sin embargo, Piña advirtió de que el compromiso de la constructora es de acortar los tiempos en la medida de lo posible «para que las molestias para vecinos y comerciantes sean mínimas». Todo apunta a que podrían estar terminadas antes de Navidad.

Acerado en Xarblanca

El centro de San Pedro no será la única ubicación que vea mejorado su acerado en los próximos días. En el núcleo urbano de Marbella, el Ayuntamiento comenzó a acometer mejoras de la movilidad peatonal y de la seguridad vial en la calle Padre Ostos y en el acceso a la urbanización Sierrablanca, ambos lugares ubicados en la zona de Xarblanca.

Según avanzó la concejala de Obras, Blanca Fernández, en la calle Padre Ostos existía una zona peligrosa en una curva cerrada en la que el acerado era inexistente, por lo que se está procediendo a su instalación para que los peatones puedan caminar. Además, la edil aseguró que en estos trabajos se dotará de iluminación la zona.

Por su parte, la responsable del área de Urbanismo, Isabel Pérez, recordó que hay un proyecto de remodelación integral de este punto de la vía y que, tras la anulación del PGOU de 2010, «actuaremos dentro de las posibilidades que el planeamiento nos permite».

En el caso del vial de acceso a la urbanización Sierrablanca se colocarán cinco dispositivos de calmado del tráfico en los pasos de peatones para adaptar la circulación a 30 kilómetros por hora. Estos dos trabajos están presupuestados en 60.450.46 euros, con un plazo de ejecución de un mes.