Diario Sur

El Cercanías bate récord de viajeros con la eterna promesa de su prolongación

Los meses de verano aumentan los pasajeros del Cercanías por la avalancha de turistas.
Los meses de verano aumentan los pasajeros del Cercanías por la avalancha de turistas. / SUR
  • El servicio que une Málaga con Fuengirola superará este año los diez millones de viajeros y es uno de los cinco más importantes de España

Si los trenes de Cercanías de la Costa del Sol son uno de los servicios públicos con mayor aceptación en España y sólo llegan hasta Fuengirola, ya se imaginan lo que ocurría si se pudiera viajar hasta Marbella, con una población estable de casi 140.000 habitantes y millones de visitantes durante el verano. No sólo eso, sino que la caída del tráfico –uno de los grandes objetivos de todos los planes de desarrollo sostenible– sería también espectacular. De momento, el núcleo de Málaga va a cerrar este año con más de diez millones de usuarios, el mejor registro desde el comienzo de la crisis. Incluso es posible que iguale o se quede muy cerca del récord absoluto, que se produjo, precisamente, en el último ejercicio previo a la recesión (10,1 millones), según los datos recabados del Ministerio de Fomento.

Los ferrocarriles de la Costa fueron utilizados el año pasado por 9,9 millones de viajeros, y este ejercicio se espera ganar más de 100.000 nuevos. Málaga se afianza de este modo entre los cinco primeros núcleos de Cercanías de España en cuanto a número de usuarios anuales (de los 14 que conforman la red de Cercanías de Renfe). Madrid y Barcelona son los primeros, y ambos aglutinan más del 80% del total. Sólo el núcleo de Madrid supera los 200 millones de pasajeros y el servicio de Rodalies en Barcelona es utilizado por más de 100 millones de personas. El tercer núcleo en volumen de viajeros es Valencia, seguido de Bilbao y Málaga, ambos con cifras anuales similares.

Verano histórico

Si se observa únicamente el verano, que ha sido histórico en cuanto a la llegada de turistas, entre julio y agosto 2,2 millones de personas utilizaron los ferrocarriles para desplazarse por la provincia. En términos absolutos supone la incorporación de 110.000 nuevos viajeros, un 5,3% más respecto al mismo periodo de 2015. De nuevo, es inevitable apelar a lo que habría ocurrido de estar disponible la eternamente prometida prolongación hacia el principal destino de la Costa del Sol.

En cuanto a la evolución de la última década, el pico histórico se produjo precisamente en 2007, cuando se alcanzaron los 10,1 millones, coincidiendo con el mejor ejercicio económico previo a la crisis. Ya entre 2008 y 2009 hubo un descenso, y se quedó por debajo de los nueve millones. Aunque no se puede cuantificar la influencia exacta que la recesión tuvo sobre este medio de transporte, sí se ha constatado que los desplazamientos se producen, mayoritariamente, por motivos laborales o de estudio, por lo que su impacto fue evidente.

A ello, se unen otros factores que le restaron atractivo, como son las obras: en marzo de 2007 se cerró la estación Centro-Alameda. También estuvieron en construcción las de Victoria Kent, Guadalhorce y Aeropuerto (estas dos últimas, con edificios nuevos). Todo ello conllevó hasta 2009-2010 varios cambios de horarios, transbordos por obras, etc., con la consecuente repercusión sobre el viajero.

Pero a partir de 2009/2010 la situación se normalizó y empezó a remontar, coincidiendo con el término de los trabajos anteriores, así como la sustitución de la flota por los actuales trenes Civia. Así, desde aquel momento, el crecimiento ha sido continuo en los últimos cinco años, salvo una leve bajada en el periodo 2011/12. Precisamente, en septiembre de 2011 se produjo otro hito importante, al establecerse la frecuencia de 20 minutos en la C-1 durante todo el día y los 60 minutos en la C-2 en horas punta (prácticamente toda la jornada).

Como curiosidad, cabe reseñar que el periodo del año con mayor movilidad en el área de Málaga es la Semana Santa, días en los que se desplazan en torno a 250.000 personas en estas líneas, con una programación de más de cien trenes especiales que refuerzan el servicio en horario nocturno. Las noches de mayor concentración son las del Miércoles al Jueves Santo, y del Jueves al Viernes Santo, en las que hay servicio nocturno prácticamente ininterrumpido en la conexión con la Costa del Sol. ¿Y si llegara a Marbella?

Temas