Diario Sur

La crisis del PSOE agita las aguas del partido en Málaga

Francisco Conejo y Estefanía Martín Palop, ayer.
Francisco Conejo y Estefanía Martín Palop, ayer. / Salvador Salas
  • Mientras la dirección malagueña, los cuadros intermedios y los cargos públicos se alinean en al bando opuesto a Pedro Sánchez, parte de las bases y la vieja guardia, entre ellos algunos críticos con la cúpula provincial, respaldan al actual secretario general

El PSOE vive la que puede ser una de sus mayores crisis internas en los más de 135 años de historia que contemplan a la formación del puño y rosa. El partido se encuentra fracturado entre los afines al secretario general, Pedro Sánchez, –elegido por la militancia en primarias– y sus críticos, aglutinados en torno a exdirigentes y barones como la andaluza Susana Díaz. El terremoto que vive la organización ha agitado las aguas en el partido en Málaga. Así, mientras la dirección provincial encabezada por Miguel Ángel Heredia, los cuadros intermedios y los cargos públicos, entre ellos los alcaldes de las grandes ciudades, se alinean en el bando opuesto a Sánchez, una parte de las bases y la vieja guardia, donde se encuentran algunos críticos con la cúpula de la formación en Málaga, respaldan al actual secretario general federal. En lo único que parecen coincidir las dos facciones es que la imagen que están dando es poco ejemplarizante y que la situación es «incómoda, desagradable y desatinada».

A la espera de lo que suceda mañana, sábado, en el comité federal del partido, los dos bandos fijan sus posiciones y estrategias en la provincia. Aunque los afines al actual secretario general no están organizados y muestran sus opiniones individualmente como militantes, fuentes consultadas reconocieron que está habiendo contactos para crear en Málaga grupos de apoyo a Pedro Sánchez si el partido se encamina a unas primarias.

Entre quienes se han manifestado abiertamente a favor de Pedro Sánchez se encuentran ex altos cargos como el que fuera presidente de la Diputación Salvador Pendón, el exportavoz en el Ayuntamiento Rafael Fuentes, el expresidente del Puerto Enrique Linde o el que fuera integrante de la dirección provincial Luis Reina. Se da la circunstancia de que la mayoría de ellos vienen mostrándose en los últimos años muy críticos con la dirección malagueña y su líder Heredia.

En declaraciones o a través de las redes sociales han mostrado sus críticas a la forma de actuar de los opositores a Sánchez provocando la dimisión de la mitad de la ejecutiva o a la postura del partido en Málaga de apoyar a los ‘rebeldes’ contra el secretario general federal.

Uno de los más explícitos ha sido Pendón, quien tras mostrarse a favor de la posición política de Sánchez de buscar un gobierno del cambio alternativo al del popular Mariano Rajoy, ayer, en su cuenta de Facebook arremetió con dureza, aunque sin nombrarlo, contra Heredia. En una entrada que tituló ‘El PSOE no es Roma’, escribió: «Traicionó a Carlos Sanjuán, traicionó a Pepe Asenjo, traicionó a Salvador Pendón, ha traicionado a Pedro Sánchez... y siempre ha encontrado quien le pague».

Por su parte, Linde, en declaraciones a SUR, calificó de «maniobra de gabinete» la dimisión en bloque de integrantes de la ejecutiva. Defendió que las posturas se deben dirimir en el comité federal de mañana y consideró que en esta polémica «la razón política y jurídica la tiene Pedro».

Las bases malagueñas, según fuentes consultadas, mostraron «su preocupación y perplejidad» por lo que está ocurriendo y advirtieron de que puede haber una pérdida de confianza de la militancia respecto «a un valor político» como es Susana Díaz al aparecer como «muñidora» de la maniobra para desbancar a Pedro Sánchez.

El exvicesecretario general José Aurelio Aguilar, calificó de «esperpento» lo que está ocurriendo y dijo que tanto Sánchez como sus críticos se han equivocado. Reclamó cordura y dijo no estar ni con unos ni con otros: «Me siento triste».

Desde la dirección provincial se defiende que de este proceso el PSOE saldrá más fuerte y unido y se le restó importancia a las voces críticas ya que entienden que esta postura no tiene por qué influir en futuros procesos orgánicos provinciales. Aunque no es menos cierto que a estas voces críticas se unen agrupaciones como la Centro de la capital –donde militan, entre otros, el consejero de Empleo, José Sánchez Maldonado– a disgusto con la dirección provincial por la forma en que se eligió a la actual portavoz en el Ayuntamiento de la capital, María del Carmen Moreno.

Silencio de Heredia

Quien no se ha pronunciado públicamente sobre esta crisis interna a nivel nacional es Heredia, aunque sí lo hizo, alineándose con los críticos, el pasado martes en la reunión de los diputados socialistas, como también lo hizo el diputado malagueño José Andrés Torres Mora (un zapaterista). Fuentes consultadas explicaron que su posición no era fácil ya que es el número tres de la dirección del grupo socialista en el Congreso de los Diputados. El secretario general de Málaga tiene hoy un acto público en Arenas donde se espera que rompa su silencio.

En estos días la voz del partido en Málaga la ha puesto Francisco Conejo, portavoz en la Diputación, cuyos posicionamientos han sido avalados por Heredia. Conejo y Heredia forman parte del comité federal donde también están los malagueños Pilar Serrano, José Carlos Durán –líder de Juventudes Socialistas en Andalucía– y Estefanía Martín Palop, que el miércoles dimitió de la ejecutiva federal.