De la Torre destaca la proyección mundial de Málaga en el balance del ecuador del mandato

De la Torre y Conde, ayer, durante su comparecencia de prensa.
De la Torre y Conde, ayer, durante su comparecencia de prensa. / Salvador Salas

El alcalde elude la autocrítica sobre la gestión de estos dos años, hace un minucioso repaso de datos y reitera que seguirá en el cargo hasta 2019

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Francisco de la Torre hizo ayer balance del ecuador del mandato en el Ayuntamiento y destacó como elemento nuclear la proyección internacional de Málaga. Para ello, el alcalde esgrimió el estudio ‘Cities in motion’ de 2017, elaborado por el Instituto de Estudios Superiores de la Empresa (IESE) sobre la evolución de 180 ciudades y grandes metrópolis del mundo, y que sitúa a Málaga como la segunda ciudad española en proyección internacional, sólo por detrás de Barcelona y por delante de Madrid, y la decimotercera del mundo.

Una posición que hace unos años era «impensable», según el regidor, quien puso en valor el hecho de que Málaga no es capital de país ni de región sino una ciudad que «ha hecho bien las cosas» y ha sabido transmitir sus avances en materia cultural, tecnológica y social que han situado a Málaga «en la vanguardia».

En una rueda de prensa junto al portavoz del equipo de gobierno popular, Carlos Conde, el alcalde subrayó que la oferta cultural y la apuesta por la innovación son las claves de la proyección de Málaga y sitúo al puesta en marcha del Polo de Contenidos Digitales, el impulso a la semipeatonalización de la Alameda Principal o el parque en el Campamento Benítez como grandes proyectos que han contribuido a la transformación de la ciudad.

Francisco de la Torre eludió toda autocrítica –dijo que ese papel se lo dejaba a los grupos de la oposición– sobre la gestión en estos dos años y así no hizo la más mínima referencia a que no se haya aún desbloqueado el futuro modelo de la empresa de limpieza, situó en el tejado de la Junta la resolución de la ampliación del metro hacia el Civil y pasó de soslayo sobre el Astoria. En su comparecencia hizo un minucioso repaso de datos con actuaciones en políticas sociales, vivienda, empleo, innovación, medio ambiente, cultura, movilidad, playas, accesibilidad o deportes.

Subrayó que en este periodo se han mantenido los servicios públicos, se ha apostado por el fomento del empleo y las políticas sociales –el 12% del presupuesto–, se han sacado adelante los presupuestos, con crecimientos en las inversiones, y las ordenanzas fiscales, con moderación en los tributos y aumento de las bonificaciones, y que de las 1.338 promesas del programa electoral están terminadas o en ejecución 855, el 64%.

De la Torre admitió que gobernar estos dos años sin mayoría absoluta ha sido «distinto», pero la ciudad «sigue avanzando» y reiteró su compromiso de seguir como alcalde hasta 2019 para cumplir el compromiso adquirido con los malagueños de agotar el mandato. «Sigo trabajando de manera intensa y apasionada», dijo. Sí afirmó que «lo lógico» es que no repita como candidato a la Alcaldía en las próximas elecciones municipales.

Fotos

Vídeos