Más de 400 policías y guardias civiles se concentran en Málaga para exigir la equiparación salarial

Asistentes a la protesta en el Centro de Málaga este viernes. /Salvador Salas
Asistentes a la protesta en el Centro de Málaga este viernes. / Salvador Salas

Representantes de Ciudadanos y de Vox asistieron a la protesta para mostrar su apoyo a la reivindicación

Juan Cano
JUAN CANOMálaga

«¡Basta ya!». Es el grito unánime que han entonado más de 400 policías y guardias civiles concentrados esta mañana en la plaza de la Constitución para reclamar la equiparación salarial con respecto a otros cuerpos de seguridad autonómicos, una reivindicación «histórica» que en los últimos tiempos está provocando movilizaciones por toda España y a la que se están sumando distintos grupos políticos.

«Ha llegado el momento de la unión de todos los policías y guardias civiles, sin fisuras, sin apellidos, sin siglas políticas o sindicales», afirmó Ignacio Carrasco, que actuó como portavoz de JUSAPOL, plataforma que aglutina el movimiento policial por la equiparación de los sueldos. «Todos juntos -continuó-, policías nacionales, guardias civiles, familiares y simpatizantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con el único fin de acabar con esta injusta situación salarial».

El manifiesto que leyó Carrasco subraya la pérdida del 12% del poder adquisitivo de los agentes en los últimos diez años. «Nos bajaron el sueldo, nos quitaron la paga extra y los asuntos propios, y estuvimos ahí sin decir nada», se quejó uno de los portavoces de JUSAPOL en Málaga. «Por eso ha llegado la hora de decir “basta ya”, no vale la vieja excusa de que no hay dinero. Si este Gobierno no actúa ya para corregir esta injusticia, entenderemos que a nosotros y a nuestras familias no nos representan, ni tampoco a los miles de ciudadanos que nos han mostrado su apoyo. Ya es hora de que dejemos de ser una policía “low cost”», añadió.

La concentración, a la que se sumaron agentes de la capital, pero también muchos compañeros desplazados desde distintos puntos de la provincia, sirvió para enumerar las exigencias que JUSAPOL hace al Gobierno: equiparación salarial con las policías autonómicas; que se corrija la pérdida de poder adquisitivo al llegar a la jubilación; una subida en el pago de las horas extra («que ahora se compensan con días libres o con la mitad de lo que cobran en otros cuerpos policiales», se quejan); que se retribuya la asistencia a juicios, que «la mayoría de las veces salen del tiempo libre» de los agentes; y que la paga extra se abone íntegramente, y no como una paga complementaria. «Vamos a ser el altavoz de nuestro colectivo y a recuperar la unión de las Fuerzas de Seguridad del Estado como dos cuerpos hermanos», sentenciaba el manifiesto leído por los representantes de JUSAPOL, que han aprovechado para anunciar la próxima manifestación, que será el 18 de noviembre en Madrid, a la que espera la asistencia de más de 20.000 personas, cifra que se alcanzó en la del pasado 6 de octubre.

La concentración policial, que concluyó con la enésima muestra de apoyo a los agentes desplazados a Cataluña, contó con el respaldo de representantes de distintos grupos políticos. El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Juan Cassá, quiso mostrar su «apoyo y solidaridad» hacia los agentes estando presente en la protesta, y aprovechó para recordar la propuesta que su partido ha llevado a pleno para dedicar una «plaza, una calle o una rotonda» a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. «Hay que buscar la equiparación salarial ya», insistió. También participó en la concentración el representante de Vox en Málaga, José Enrique Lara, quien resaltó la «discriminación» salarial tan «injusta e ilógica» que sufren policías y guardias civiles.

Fotos

Vídeos