CASSÁ SE PONE EL MONO ELECTORAL

Cassá, en el encuentro en el distrito de Teatinos. :: sur/
Cassá, en el encuentro en el distrito de Teatinos. :: sur
El reservado

El portavoz de Ciudadanos activa sus encuentros con vecinos y asociaciones en los distritos para recoger sus inquietudes y empezar a elaborar el programa de las municipales

Antonio M. Romero
ANTONIO M. ROMERO

Con el inicio del año político y el horizonte de los comicios municipales de 2019 (serán en junio y coincidirán con las europeas) los partidos engrasan su maquinaria electoral. En el caso de la capital, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, ya se ha puesto el mono electoral con el viento a favor de las encuestas para la formación naranja tras su triunfo en las últimas autonómicas catalanas. Aunque la formación tendrá que celebrar primarias para elegir a su candidato a la Alcaldía, Cassá tiene la mayoría de las opciones de volver a ser el cabeza de lista.

Dentro de esta precampaña, que como todas se prevé larga, el portavoz naranja en la Casona del Parque ha activado esta semana el plan '11x11'. Uno de los ejes de la acción para este curso político donde Ciudadanos Málaga dedicará cada uno de los once meses hábiles a uno de los once distritos de la capital mediante encuentros abiertos en los que se invita a los vecinos y las asociaciones para que trasladen sus ideas, inquietudes, quejas y propuestas. En esos encuentros, Juan Cassá explica la acción de Ciudadanos en el Ayuntamiento incidiendo en las medidas que han salido adelante mediante la negociación y el diálogo, en la necesidad de un relevo generacional en Málaga y en lograr una gestión más eficaz y, por otro lado, se adquiere el compromiso de llevar las demandas más relevantes a plenos y comisiones; paralelamente se recogen propuestas para el documento que están elaborando, cuyo título será 'Mil ideas por Málaga' y que conformará el grueso del programa electoral.

El primer distrito elegido ha sido Teatinos, uno de los barrios de expansión de la ciudad, con gente joven, dinamismo económico y clase media y que responde al perfil del votante y el caladero de votos que busca Ciudadanos. Un partido que, en los dos últimos años, ha ido creando una estructura política en los distritos a través de vocales y activistas que son la correa de transmisión entre el sentir de la calle y la acción política de la formación naranja.

En Ciudadanos Málaga, tras estos tres años de experiencia en el Ayuntamiento y de creación de una estructura política territorial, sostienen que ha llegado el momento de demostrar que hay equipo y de que están en condiciones de optar a gobernar Málaga. En este sentido, en el salón de máquinas de la formación naranja cuentan con los buenos datos de las encuestas y con que el grado de conocimiento de Juan Cassá -cuya candidatura futura ha sido respaldada por Albert Rivera y Juan Marín, líderes nacional y andaluz de la formación- ya ronda el 40% y espera que llegue al 50% para el próximo año y «con la virtud» de que el portavoz naranja gana en las distancias cortas. En estos dieciocho meses que quedan para la cita con las urnas, la hoja de ruta de Ciudadanos es seguir con la fiscalización y la negociación en la Casona del Parque y, paralelamente, aumentar su potencia de relación con la calle y en dar a conocer su modelo de ciudad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos