Diario Sur

José Félix Pérez-Peña: «Los alquileres en la calle Larios están ya al nivel de Preciados o Portal del Ángel»

José Félix Pérez-Peña, en la delegación malagueña de Aguirre Newman.
José Félix Pérez-Peña, en la delegación malagueña de Aguirre Newman. / Paula Hérvele
  • José Félix Pérez-Peña, director de Aguirre Newman en Málaga. «Málaga es la ciudad que más se está dinamizando; ejerce un efecto llamada a todos los niveles: turístico, inmobiliario, comercial y empresarial», advierte

Por su mesa han pasado operaciones que han cambiado la fisonomía de la calle Larios. Aguirre Newman, la consultora inmobiliaria cuya delegación de Málaga dirige, ha intermediado en la llegada de marcas como Springfield, COS, & Other Stories, Body Shop o Sunglass Hut. Y es que uno de sus cometidos es buscar ubicaciones para grandes operadores de ‘retail’ y restauración. También opera en los mercados residencial, de suelo y oficinas. José Félix Pérez-Peña (Málaga, 1980) lleva 14 años en la casa en los que ha sido testigo del boom, caída y resurgir del ‘ladrillo’ en la Costa del Sol. Del momento actual resalta el auge que vive Málaga capital a todos los niveles: turístico, inmobiliario, comercial y económico.

Entre todas las ciudades donde está presente Aguirre Newman, ¿dónde sitúa a Málaga en términos de dinamismo urbano y comercial?

Málaga es la ciudad que más se está dinamizando, sin duda. Está en boga a todos los niveles: turístico, inmobiliario, comercial, empresarial... Hay muchos fondos de inversión haciendo operaciones porque se conjugan dos factores: que Madrid y Barcelona están ya muy saturadas y que Málaga tiene un crecimiento estable, favorecido por el turismo. Eso ejerce un efecto llamada a todos los niveles: promotores, hoteleros, marcas de ‘retail’... Hay mucha diferencia con el resto de Andalucía: Sevilla es una ciudad que ya ha llegado a su culmen, Granada y Córdoba tampoco se mueven mucho... En cambio, Málaga está disparada. Cambia más rápido de lo que podemos asumir. Y lo que sí creo es que de aquí a tres o cuatro años va a ser una ciudad mucho más cara.

Uno de las áreas de negocio más importantes para Aguirre Newman es la de locales comerciales. ¿Cómo está este mercado?

Le cuento lo que pasa en la calle Larios para que se haga una idea. Llevamos años en crecimientos de dos dígitos en el precio de los alquileres y hoy en locales de menos de 100 metros cuadrados estamos en una renta de 260 euros por metro cuadrados. Es un récord histórico que la sitúa al nivel de Puerta del Ángel de Barcelona o la calle Preciados de Madrid. Y la línea es creciente, no le veo techo porque todas las marcas quieren estar aquí y es una calle muy pequeña. Insisto, no somos conscientes de la atracción que está ejerciendo Málaga. Es verdad que todavía no hay una reactivación fuerte del consumo, pero muchas marcas están dispuestas a pagar ese precio para posicionarse de cara al momento en el que la ciudad alcance su potencial.

¿Veremos pronto marcas de lujo en la calle Larios?

Todavía está muy dominada por Inditex y es cierto que se echan de menos marcas de lujo. Puede ser que si en un momento dado se convence a un Loewe o un Hugo Boss, vayan otras detrás. Málaga puede tener mercado para estas marcas gracias al turismo. Hay que tener en cuenta que el turista cultural tiene un nivel adquisitivo mayor. Así que lo veo factible, no a corto plazo, pero sí en cinco años.

En la calle Larios se observan ahora mismo varios locales vacíos. ¿Veremos cambios próximamente?

La calle va a cambiar mucho; va a haber renovación de inquilinos, tanto ahora como de aquí a seis o siete años, por finalización de contratos. Los locales que están vacíos no es porque no tengan demanda, todo lo contrario. El local de Banco Santander está en negociación, el de Pinsapo va a ocuparse próximamente...

¿Qué tipo de locales están demandando estas grandes marcas?

Los más demandados son los locales grandes, de más de 1.000 metros cuadrados; el problema es que no hay disponibilidad. Las principales marcas ya no quieren abrir siete tiendas en la misma ciudad; prefieren una tienda bandera donde muestran toda su colección y dan cobertura a la venta por Internet. Es lo que ha hecho COS con su tienda de la calle Larios: es su referencia en Andalucía.

Más allá de calle Larios, ¿va a seguir expandiéndose la zona comercial ‘prime’ del Centro Histórico?

Efectivamente, hay muchas calles cercanas a Larios que se están beneficiando de su tirón porque hay operadores que o bien no encuentran sitio o bien no pueden pagar alquileres tan altos. Por ejemplo, la calle Granada, que va a convertirse en una continuación natural de Larios. De no tener operadores de referencia ha pasado a tener ya alguno, como Sunglass Hut, y ahora estamos en negociación con otra marca. La zona de Félix Sáenz, Santa María, Santa Lucía... son también calles que antes no eran buenas y ahora sí. Y todo lo que sea peatonal seguirá mejorando, por ejemplo el entorno de la Catedral.

El mercado de oficinas fue de los que más se resintió con la crisis. ¿Da síntomas de mejora?

Todo está relacionado. El auge turístico de la ciudad provoca que empresas internacionales estén vendiendo Málaga como una experiencia para sus trabajadores. Es el caso de Oracle o Sequel. Una parte del sueldo del trabajador es estar en Málaga porque tiene una calidad de vida muy buena, un sueldo razonable que aquí cunde más, un tiempo espectacular... Esto hace que haya más demanda de oficinas, tanto en el PTA como en el Centro. En el último año y medio hemos visto peticiones por encima de los 1.000 metros cuadrados, algo que en Málaga era complicado.

¿Qué opina del Soho?

Es una idea muy buena, pero ahora mismo es una zona aislada por el tráfico. Málaga tiene que fijarse en Barcelona y mirar más al mar. La parte industrial del puerto tiene que abrirse a la ciudad. Lo natural es que el Centro esté unido peatonalmente con el Soho, que todo sea una trama peatonal hasta el mar. Al Soho le falta una conexión con el Centro. Hay un proyecto comercial en el Puerto que puede ayudar a atraer a la gente hacia allí. Creo que es algo que se conseguirá en los próximos veinte años. Hay una clave, y es que todo lo que sea peatonal va a ser un éxito. Y ya si fuese la Alameda entera... Es a lo que habría que ir. Igual que el eje Carretería-Alamos: si se peatonaliza es para tenerlo muy en cuenta, porque tradicionalmente ha sido la mejor calle comercial de la ciudad.

¿Cómo percibe el boom de los apartamentos turísticos en Málaga?

Hay un poco de burbuja, pero está vinculada con un hecho objetivo: la falta de plazas hoteleras que ha habido en la ciudad. Ha habido muchas operaciones para convertir edificios enteros en apartamentos o ‘hostels’. Es muy rentable, mucho más que el alquiler residencial. No obstante, con la nueva ley se va a reducir la competencia porque hay que cumplir con una serie de normas e instalaciones.

Pasemos al mercado residencial de la Costa del Sol. ¿Continúa acelerándose el despegue?

Está disparado gracias a la demanda extranjera. A nivel residencial, 2016 va a ser un año récord para la Costa del Sol en venta de viviendas y suelo, promociones empezadas, inversión... Están viniendo compradores que no habían venido hasta ahora: franceses, belgas... Se venden promociones de 100 viviendas en menos de seis meses. De mayo de 2014 a mayo de 2016 han salido a la venta 67 nuevas promociones en Costa del Sol, con una media de 60 viviendas cada una. Y desde junio llevamos contabilizados 20 proyectos nuevos más. En Málaga capital la tendencia es parecida, pero con demanda nacional. La actividad se concentra sobre todo en Teatinos, con cuatro proyectos en marcha. Luego está Colinas del Limonar, pero allí quedan dos o tres años de tramitación urbanística: y Hacienda Paredes. Y, claro, el Centro, con la rehabilitación de edificios.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate