Diario Sur

El alcalde afirma que las torres permitirán atraer inversiones

Horas antes de enterrar la consulta popular sobre los terrenos de Repsol, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, volvió a defender las bonanzas que, a su juicio, tiene el proyecto planteado por el PP. El regidor consideró que las torres proyectadas supondrían un foco de atracción para empresas tecnológicas. «Si queremos jugar en la liga de la ciudades europeas que compiten por ser innovadoras y tecnológicas, necesitamos este tipo de edificios», aseguró. No sólo eso, sino que defendió que el proyecto supone «una oportunidad de revalorización».

De la Torre volvió a recordar la necesidad de compensar con aprovechamientos urbanísticos a los antiguos propietarios de los terrenos de Arraijanal con el suelo para 400 VPO después de que el Ayuntamiento tuviera que negociar con ellos en solitario pese a que la Junta «había prometido expropiar y antes lo prometió la ministra Narbona».

Sobre el informe del interventor que avala que se pregunte a los malagueños, De la Torre concluyó que se trata de un tema «de mucha complejidad» y que no sólo hay que tener en cuenta lo que dice el interventor, sino que existen otros informes que avalan su criterio. «El informe económico, que es complementario del de intervención, habla de esos problemas económicos en cuanto a que una norma ya aprobada no puede ser modificada por consultas», avanzó. Igualmente añadió que sólo «se puede modificar porque el Ayuntamiento, en su responsabilidad, lo haga y luego podrá consultar si quiere».