Diario Sur

El hotel NH diseña una nueva fachada para su ampliación

Recreación de la fachada de la ampliación del hotel, junto a la que se observa el edificio Mena-Italcable, a la izquierda
Recreación de la fachada de la ampliación del hotel, junto a la que se observa el edificio Mena-Italcable, a la izquierda / Sur
  • Los balcones de la edificación autorizada por Urbanismo contarán con unas llamativas celosías metálicas para proteger las habitaciones del sol

El entorno de la iglesia de Santo Domingo y el edificio Mena-Italcable experimentará un notable cambio con la construcción de la ampliación proyectada por el hotel NH, que ya cuenta con el permiso de obras por parte de la Gerencia Municipal de Urbanismo. La actuación, diseñada por el estudio de arquitectura madrileño Araguren y Gallegos, contempla una fachada que no dejará indiferentes a cuantos pasen por el lugar. Según se puede descubrir en los planos y las imágenes del proyecto, a las que ha podido tener acceso este periódico, la futura edificación estará marcada especialmente por las celosías metálicas de sus balcones, realizadas con chapas perforadas, que le otorgarán un aspecto vanguardista y moderno.

José González, uno de los arquitectos autores del proyecto, explicó que estas celosías suponen una reinterpretación de la arquitectura mediterránea. «Servirán para proteger las habitaciones del sol en los días calurosos. Hemos planteado los balcones de una forma vanguardista y atrevida, con un lenguaje contemporáneo, pero sin más pretensiones», expuso. Las llamativas celosías y los muros de la fachada se pintarán en «blanco roto o gris claro para aportar luminosidad», añadió este arquitecto, cuyo estudio ya trabajó en Málaga en el proyecto de rehabilitación del mercado de Atarazanas.

Solar en el que se levantará la ampliación del hotel.

Solar en el que se levantará la ampliación del hotel. / Álvaro Cabrera

Pese a que la cercana iglesia de Santo Domingo está declarada Bien de Interés Cultural, con la categoría de monumento, desde el año 1998, la Consejería de Cultura no ha emitido un pronunciamiento expreso sobre el proyecto arquitectónico para ampliar el hotel NH porque, cuando el antiguo templo dominico fue catalogado, no se consideró necesario establecerle un entorno de protección. «En consecuencia, el proyecto de obra de ampliación del hotel NH Málaga no está sujeto a la autorización que establece la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía», apunta un informe de Cultura emitido el pasado mes de enero, dentro de la tramitación de la licencia de obras.

Arqueología

La delegación de la consejería sí apunta en ese informe que, durante los trabajos, se deberá presentar la solución final de cimentación del edificio para que no afecte a los restos arqueológicos que se encontraron en los sondeos realizados hace más de una década en el solar. Los arquitectos plantearon inicialmente su integración en el proyecto, para que pudieran quedar visibles, pero Cultura indicó que la mejor forma de conservarlos era su ocultamiento bajo una capa geotextil y grava. Así, también se evitan los costes de mantenimiento de su conservación. José González indicó que las obras de la construcción no han comenzado aún porque, precisamente, se está a la espera de resolver las cuestiones relacionadas con la arqueología.

El proyecto, que cuenta con un plazo de ejecución de 36 meses, supone una inversión de 4,7 millones de euros. Sumará 115 habitaciones a las 133 con que cuenta actualmente el hotel, y también contempla la construcción de una sala polivalente y una piscina. El edificio alcanzará una altura de planta baja más cuatro y, según se indica en el documento autorizado por Urbanismo, «el carácter que se pretende dar a la nueva ampliación es el de unos frentes permeables aterrazados, protegidos por celosías que tamicen y protejan la fachada a poniente. Con una sencilla articulación geométrica, se generan los balcones, que permitirán el disfrute y contemplación de los tronos de la Congregación de Mena, contigua a nuestra edificación».