La Junta permite retirar los hallazgos arqueológicos de la obra de Martiricos

Las excavaciones se han realizado en paralelo a las obras de los cimientos de los pisos.
Las excavaciones se han realizado en paralelo a las obras de los cimientos de los pisos. / Fernando González
  • La excavación descarta que se trate del palacio de un califa e identifica sólo caminos de huertas que son eliminados tras documentarse

Aunque algunos expertos vieron en los hallazgos arqueológicos que aparecieron en las obras del proyecto residencial de Martiricos las posibles ruinas del desconocido palacio de Qasr al-sayyid, levantado en el año 1226 por el califa Al-Mamún y que se intenta localizar en la zona próxima al río Guadalmedina desde hace 20 años, lo cierto es que no son más que los vestigios de modestas huertas de las épocas romana y musulmana, que también albergaron alguna actividad alfarera, para aprovechar las arcillas del terreno. Tras cuatro meses de excavaciones, que se han podido desarrollar sin tener que paralizar la actividad de los obreros en otros puntos de la parcela que ocuparon las naves de Citesa, los técnicos de la Consejería de Cultura han permitido retirar los restos encontrados, una vez que son fotografiados y documentados, por lo que los sótanos de aparcamientos previstos en esta primera parte del proyecto de la promotora Espacio Medina –un bloque de 80 viviendas protegidas– podrán construirse tal y como estaban previstos.

Así lo confirmaron a este periódico fuentes de la promotora y la arqueóloga Ana Arancibia, responsable de la empresa Taller de Investigaciones Arqueológicas, que acomete estas excavaciones. Según apuntó, podrán finalizar «en un breve espacio de tiempo». Acto seguido continuarán las labores del forjado de los sótanos, para lo que ya se han realizado varios tramos de muros-pantalla, y empezará a levantarse la estructura del edificio que albergará las 80 VPO (primera fase de un total de 224), cuya finalización se prevé para los últimos meses de 2017. También está previsto que en ese momento hayan concluido los trabajos del parque proyectado en el resto de la parcela de Citesa, así como la reurbanización de los viales que enmarcan la zona, obras que contratará Urbanismo y financiará la promotora, según el convenio urbanístico con el Ayuntamiento.

Ana Arancibia recordó que lo que se ha realizado en esta obra es «una excavación de urgencia» porque no estaba previsto que aparecieran en ella restos arqueológicos, y valoró el esfuerzo económico de Espacio Medina para abordar esta tarea, en la que aún siguen inmersos una veintena de arqueólogos y operarios. «La Junta y Urbanismo han sido muy diligentes en este caso, pero el Gobierno andaluz debería compensar de algún modo el desembolso que supone para las empresas costear estos gastos no previstos, porque al final están contribuyendo a poner en valor la historia y el patrimonio de la ciudad», apuntó esta arqueóloga.

Así, esta excavación ha permitido conocer que este punto de lo que entonces era extrarradio de la ciudad existían varias huertas dotadas con un sistema de riego con tuberías elevadas sobre unos montículos de piedras. «Estas huertas están documentadas hasta el siglo XV y recibían el nombre de ‘huertas de Otero’», desveló. Para el riego de los cultivos también han aparecido los restos de lo que fue una balsa.

Hornos

Pero uno de los elementos más llamativos de lo encontrado es un horno que demuestra actividad alfarera en esta parte de la ciudad desde el siglo II antes de Cristo hasta el siglo I después de Cristo. «Podríamos hablar de una especie de industria para producir en este lugar ánforas con las que transportar vino y aceite que venían desde el interior en odres de cuero», explicó Arancibia, quien añadió que el Guadalmedina podría ser navegable en la época romana hasta este punto, lo que facilitaría el transporte de las ánforas. Han aparecido restos de algunas de ellas que han sido retirados para su restauración y catalogación. Además, también es posible que estos hornos, retirados de lo que era la ciudad, sirvieran para fabricar tejas y ladrillos.