Condenada a 18 meses de cárcel por poner hasta cuatro denuncias falsas contra su expareja

  • Entre otros delitos, le acusó de haberla amenazado, de maltratarla e, incluso, de intentar acabar con su vida

Una mujer tendrá que afrontar una pena de 18 meses de prisión después de haber denunciado falsamente a su expareja sentimental hasta en cuatro ocasiones. Y es que en dos meses, llegó a acusar al padre de su hija de varios delitos, quedando todos los procedimientos archivados por falta de pruebas.

En una sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 5 de la capital se explica que, entre el 24 de abril de 2006 y el 21 de junio de ese mismo año, la procesada acudió cuatro veces a la Comisaría de la Policía Nacional en Ronda para interponer diversas denuncias contra su expareja. En la primera de ellas, le acusaba de unos hechos que supuestamente se correspondían con un delito de amenazas en el ámbito familiar.

Pero el Juzgado de Instrucción número 3 de la localidad decidió archivarlo, al no aparecer debidamente justificada la perpetración de los hechos. Este mismo procedimiento se llegó a dar en tres ocasiones más, en las que se acusó al hombre de los supuestos delitos de quebrantamiento de una orden de alejamiento, de maltrato por vejaciones e, incluso, de homicidio en grado de tentativa.

Todos ellos no quedaron suficientemente acreditados. Por ello, el Juzgado de lo Penal la declaró culpable de un delito continuado de denuncia falsa, por el que, además de la pena de prisión, deberá pagar 3.600 euros de multa y una indemnización al padre de su hija de 3.000 euros.

Esta resolución fue recurrida por la mujer, que presentó un escrito ante la Audiencia Provincial. Sin embargo, la Sección Novena ha decidido rechazarlo y confirmar íntegramente la sentencia del Juzgado de lo Penal.

En su resolución, que ya es firme, la Audiencia malagueña indica que las denuncias, todas ellas archivadas, son inveraces. Explica que sobre los hechos declararon testigos que explicaron que el hombre estaba en otro lugar en el momento en el que se le acusó de uno de los hechos.

Asimismo, manifestaron que no observaron ningún quebrantamiento ni ataque a la mujer, que pretendía dañar a su expareja con estas denuncias falsas. Además, un informe médico-forense que se realizó sobre la denuncia de homicidio en grado de tentativa precisó que las heridas se provocaron por una autolesión, siempre según se recoge en la sentencia de la Sección Novena.