Numerosas irregularidades en otro simulacro electoral de Obiang

El Gobierno de Guinea Ecuatorial aseguró que la jornada transcurrió con normalidad, pero, según la oposición, los militares presionaron para votar

ERLANTZ GUDE

Las elecciones legislativas y municiples de Guinea Ecuatorial siguieron el guion previsto, y mientras el oficialismo trató de convencer de que el día había transcurrido con normalidad, la oposicón, constituida únicamente por las dos alianzas autorizadas, informó de significativas irregularidades en todo el país. Al margen de la renovación de la Administración local, se decidían los cien escaños de la Cámara de Representantes y los 75 de la Cámara alta. Salvo dos asientos, ambas cámaras están copadas por miembros del Partido Democrátivo de Guinea Ecuatorial (PDGE).

Desde las dos formaciones opositoras, Juntos Podemos y Ciudadanos por la Innovación (CI), se asumía que lograr una gran representación era una quimera. Tampoco peligraba el liderazgo de Teodoro Obiang, que, a sus 75 años, no tiene intención de hacerse a un lado y pretende concurrir a las presidenciales de 2022.

Frente a las irregularidades aducidas no solo por la oposición, sino también por organizaciones internacionales como Human Rights Watch y Amnistía Internacional, el Ejecutivo ecuatoguineano intentó tranmsitir normalidad con mensajes como el del portavoz de la junta ejecutiva nacional del PDGE, Agustín Nze Nfumu: «No se tiene información de ninguna anomalía».

LAS CLAVES Según el opositor Nsé, fueron expulsados por los militares, algunos incluso apuntados con el fusil El presidente criticó a Nsé, afirmando que «quieren acceder al poder por medio de la violencia»

Sin embargo, la coalición Juntos Podemos notificó la detención de uno de sus interventores. Según fuentes del interior del país, el arresto tuvo lugar en la ciudad de Bata. El interventor habría intentado que se parase la votación tras denunciar que se estaba haciendo en público para presionar a los simpatizantes de la oposición.

El portal de la Asociación para la Solidaridad Democrática con Guinea Ecuatorial (Asodegue) señaló que el candidato al Senado de Juntos Podemos por Bata, Nicolás Mengue Meñana, fue amenazado por un soldado con su arma al salir en defensa de su interventor. Juntos Podemos relató que sus listas habían sido anuladas en Kogo y sus candidaturas suprimidas en dos distritos de Bata y en Malabo, la capital.

Según el líder de esta coalición, Andrés Esono, el voto público se había ordenado en todo el país menos en las zonas céntricas de Malabo. Entretanto, el inhabilitado Gabriel Nsé Obiang Obono, líder de CI -que asegura que Obiang pretende «eliminarme físicamente»- adujo que «están obligando a la gente a coger públicamente la papeleta del PDGE al tiempo que quitan las de la oposición. Y donde se terminan las nuestras no quieren reponerlas».

Desde Asodegue, explicaron que, cuando Esono llamó al presidente de la junta electoral para protestar por el asunto de las papeletas, este le respondió que podía ir él, mesa por mesa, reponiéndolas. Nsé, por su parte, llegó a afirmar que el 80% de sus interventores habían sido expulsados, algunos «encañonados con el fusil» por los militares. .

El presiente Teodoro Obiang salió al paso de las irregularidades esgrimidas por la oposición y arremetió contra CI. «Quieren acceder al poder por medio de la violencia», adujo, y pidió «al pueblo y a las instituciones que penalicen a quien la protagonice». Esta formación de nueva creación, «no puede venir a arreglar los problemas del país después de tantos años de paz», argumentó el longevo sátrapa.

Más

Fotos

Vídeos