Nuevas protestas de los colectivos sociales ante más expulsiones desde Archidona

No existen datos oficiales, aunque la plataforma contra el CIE estima que todavía hay unos 50 argelinos en la prisión

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

La escena lleva repitiéndose en las últimas semanas. Uno o varios autobuses entran en la prisión de Archidona y al cabo de unas horas sale escoltado por numerosos vehículos de la Policía Nacional. En el interior de los transportes van argelinos del grupo de más de 500 que llegó al centro penitenciario en el mes de noviembre, mes en el que se habilitó como Centro de Internamiento de Extranjeros. Desde que comenzaron las expulsiones, miembros de diferentes colectivos sociales, entre ellos la Plataforma contra el CIE de Archidona, han tratado de impedirlas tanto en el plano legal como en el físico, -literalmente poniéndose delante de los autobuses-.

En la tarde de este lunes, un nuevo convoy iba a abandonar la prisión, cuando el conductor se ha encontrado con unas diez personas y sus respectivas pancartas que trataban de impedir la salida. Varios efectivos de la Guardia Civil han intervenido para permitir que el traslado se produjera con normalidad. Los agentes de la Policía Nacional que custodian el acceso al centro también han apartado a los manifestantes de las vías de acceso. Algunos de ellos han tratado de sentarse en la carretera, sin éxito.

Los dos autobuses han podido abandonar la prisión sin más problemas, entre gritos de "libertad" y "no más deportaciones". Una de las presentes ha protagonizado un momento de tensión al recordar que están enviando a esas personas "al infierno", y ha preguntado a los agentes "¿dónde están los derechos humanos?". Los inmigrantes expulsados son custodiados por la Policía Nacional hasta su país de origen según marca la ley de extranjería.

No existen datos oficiales del Ministerio del Interior -este periódico ha intentado sin éxito contactar-, pero según la plataforma, todavía queda un grupo de unas 50 personas esperando que las órdenes de expulsión a Argelia, firmadas por los respectivos jueces de Murcia y Almería -donde llegaron en noviembre- al haber entrado al país por vías ilegales. El plazo máximo de estancia en un CIE es de 60 días, límite que se cumplirá a mediados de este mes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos