Los dólmenes desconocidos de Ronda

La asociación ArqueoRonda denunció su mal estado y pidió su limpieza y puesta en valor. / Arqueoronda

Los enterramientos, junto con los de una cista, constituyen los únicos restos prehistóricos que conserva Ronda en su término municipal El entorno de la urbanización Arenal 2000 alberga tres monumentos megalíticos

Vanessa Melgar
VANESSA MELGAR

Lo saben muchos rondeños, serranos y visitantes, pero otros tantos, no. El entorno de la urbanización Arenal 2000, en la ciudad del Tajo, atesora restos de dólmenes y de una cista, a pocos metros de las viviendas en la zona. Se trata de enterramientos colectivos de la Prehistoria que pueden rondar los 5.000 años antes de nuestra era, con entre cuatro y diez metros y de galería. Su cronología va del IV al III milenio antes del presente y están hechos a base de grandes bloques de roca caliza.

Estos monumentos megalíticos, que, además, constituyen los únicos restos prehistóricos que conserva la ciudad del Tajo en su término municipal, según recordó la arqueóloga municipal Pilar Delgado, no atraviesan su mejor momento. Están en situación de abandono desde hace años ante la pasividad, en este sentido del Ayuntamiento, que sí, no obstante, ha mostrado en distintas ocasiones la intención de poner en valor este enclave, aunque aún no se ha actuado.

Por ello, recientemente la asociación ArqueoRonda denunció la acumulación de basuras y el uso de los terrenos como zona en la que los perros defecan, una situación que ha generado gran malestar e impacto en una ciudad que destaca precisamente por su monumentalidad y por su vasto patrimonio como reclamo turístico.

«Parece un basurero... en eso se está convirtiendo por desgracia y por la total dejadez y total despreocupación de los distintos equipos de gobierno del Ayuntamiento», lamentaron desde ArqueoRonda. Su presidente, Federico Bastida, indicó que estos dólmenes «pueden ser un atractivo más para Ronda. El Ayuntamiento se gasta un dineral en otras cosas...», dijo, al tiempo que hizo especial hincapié en que el desembolso económico que supondría adecentar este espacio sería de alrededor de 2.000 euros. «Bastaría con que limpiasen y vallasen los dólmenes principales y colocasen carteles informativos, para divulgar la importancia de esta zona, para concienciar a la gente, educándolas», manifestó. Recordó que el recinto ya estuvo vallado, pero la infraestructura fue destrozada. Igualmente, el Ayuntamiento acometió una limpieza junto con esta asociación y vecinos que participaban en un grupo llamado 'Ronda Limpia'. A la denuncia de ArqueoRonda también se sumó la 'Plataforma para la defensa del patrimonio histórico de la Serranía de Ronda' (PATRONDA), que encabeza Ani González.

En la misma situación

La situación de los dólmenes de la zona de La Planilla no es única. El abandono se repite, con mayor o menor gravedad, en el caso de otros exponentes del megalitismo en la comarca de Ronda, como pueden ser la necrópolis de las Angosturas, con los sepulcros Charcón, Algarrobales y Lagarín, entre los términos municipales de Montecorto y El Gastor; los dólmenes de Encinas Borrachas, Montero y de Fuente de la Piedra, en Alpandeire; El de El Burgo y el del Puerto del Viento, entre Ronda y El Burgo; y los de la Giganta, que es el único que conserva la cubierta, y el Gigante, cerca de Montejaque, entre otros. En su mayoría, están en fincas privadas, lo que complica su puesta en valor. A todos les acecha el peligro de desaparición.

El arqueólogo Serafín Becerra, de Cuevas del Becerro, propuso crear una ruta de los dólmenes, como un factor de desarrollo de la Serranía, aprovechando el interés por los restos de la Prehistoria que se ha despertado con los dólmenes de Antequera, Patrimonio Mundial.

Temas

Ronda

Fotos

Vídeos