Diario Sur

Las exportaciones suben un 12,4% y se consolidan como salvavidas del sector

Las ventas de muebles al extranjero tienen a Francia como primer destino. :: sur
Las ventas de muebles al extranjero tienen a Francia como primer destino. :: sur
  • La UE y Estados Unidos son los principales destinos, pero todavía se importa más de lo que se vende fuera

Las ventas de los muebles desde España al exterior no han dejado de crecer en los últimos años, como consecuencia de la caída del consumo nacional. Uno de los mejores datos en este sentido es el registrado en el primer semestre de 2016, en el que las exportaciones del sector se situaron en 1.003 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,4% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos de comercio exterior difundidos por Anieme (la Asociación Nacional de Industriales y Exportadores de Muebles de España).

«Los fabricantes de muebles españoles están haciendo un gran esfuerzo en el ámbito de la exportación», afirma el presidente de Anieme, Juan Carlos Muñoz, confiando en que la tendencia alcista en las exportaciones se mantenga hasta final de año. Andalucía es además una de las comunidades en las que más crecen las ventas a otros países, con un 32,4%, solo por detrás de Baleares, Castilla-La Mancha y Extremadura, pero con un porcentaje de la cuota nacional del conjunto de España mucho mayor que estas.

Cataluña se mantiene en el primer puesto del ranking de comunidades autónomas en cuanto a exportación de muebles, si bien ralentiza su crecimiento. Le siguen la Comunidad Valenciana, Galicia y Andalucía, pero esta última es la que más crece de las cuatro. En cuanto a los destinos, más de la mitad de los muebles 'made in Spain' van a parar a cuatro países de la Unión Europea: Francia, Portugal, Alemania y Reino Unido. Con una cuota del 26,9%, Francia lidera con claridad las exportaciones.

«Es (Francia) un mercado fundamental para el mueble español, de lo que se deriva de la necesidad de que España continúe invirtiendo en promoción en Francia para no perder la alta cuota de mercado conseguida. Por el contrario, la dependencia de un mercado no es positiva, por lo que hay que esforzarse por diversificar destinos para evitar la concentración excesiva», apuntan desde Anieme, que destaca además el crecimiento experimentado en el mercado estadounidense, donde los envíos aumentan un 27,4% y aúpan a este país al quinto puesto en el 'ranking'.

Preocupa por el contrario la situación de Rusia, que baja un 1,1% y se sitúa en el puesto número 15, «muy por debajo de las cuotas de mercado que solía ocupar antes de la devaluación del rublo», valoran desde esta patronal, que alerta de la necesidad de «no abandonar» el mercado ruso teniendo en cuenta «su tamaño e importancia estratégica».

Pese a la subida de las exportaciones, el saldo de la balanza sectorial todavía arroja un déficit de 488.989 euros, situándose la tasa de cobertura en un 67,2%. Y es que en el primer semestre España importó muebles por valor de 1.492 millones de euros, un 10,7% más que en los seis primeros meses de 2015.

Una buena parte de los muebles importados procede de China, con una cuota del 22,5%. A continuación se sitúan Portugal (14,9% y que es el que más crece) y Alemania (9,9%).