Diario Sur

El centro exhibirá el 15,8% de sus fondos de Arqueología y Bellas Artes

La sección sección arqueológica del Museo de Málaga cuenta con más de 15.000 referencias.
La sección sección arqueológica del Museo de Málaga cuenta con más de 15.000 referencias. / Ñito Salas
  • El palacio de la Aduana mostrará en sus salas una selección de 2.700 piezas de entre las 17.000 obras que suman sus dos colecciones

Los grandes museos del mundo pueden exponer apenas una pequeña parte de sus colecciones. En el caso del Museo de Málaga, el porcentaje de piezas a la vista del público será del 15,8% respecto a su extenso catálogo tanto de Arqueología como de Bellas Artes.

La cifra se extrae de la información remitida ayer por la Junta de Andalucía, en la que se da cuenta de que el museo de la Aduana mostrará 2.700 piezas de las 17.000 referencias incluidas en sus fondos. «La sección de Arqueología cuenta con unas 2.000 piezas procedentes en su mayor parte de yacimientos de la provincia de Málaga, con una cronología que se extiende desde la Prehistoria hasta la Edad Media. Destacan las esculturas de mármol de la Colección Loringiana, los fondos fenicios y romanos y las producciones cerámicas y de maderas talladas musulmanas», detalló ayer el Gobierno regional en una nota.

No olvida la Junta los restos óseos del neanderthal de Zafarraya, el medallón fenicio de Trayamar, el impresionante mosaico romano bautizado como ‘El nacimiento de Venus’ y las colecciones cerámicas de loza dorada procedentes de La Alcazaba de la capital.

Y en la planta de Bellas Artes esperan los lienzos firmados, entre otros, por Joaquín Sorolla, Federico de Madrazo, Enrique Simonet, José Gartner, Emilio Ocón, Bernardo Ferrándiz, José Denis Belgrano, Antonio Muñoz Degrain, José Moreno Carbonero y José Nogales. Eso en el siglo XIX. Ya entrado el siglo XX, en la Aduana aguardan Pablo Ruiz Picasso, José Moreno Villa, la Generación del 50 y la nueva figuración malagueña de los años 80.

En apenas tres semanas, todo ese catálogo estará a la vista del público en las remozadas salas del palacio de la Aduana.