Fomento adjudica las obras para remodelar el acceso a Arroyo de la Miel

Plano del kilómetro 222 con las mejoras que introducirá el proyecto de remodelación.
Plano del kilómetro 222 con las mejoras que introducirá el proyecto de remodelación. / A. G.
  • Los trabajos, con un presupuesto de más de diez millones, incluyen una gran glorieta para descongestionar el tráfico en este punto negro

El Ministerio de Fomento adjudicó ayer las obras de remodelación del acceso a Arroyo de la Miel, en el temido punto negro del kilómetro 222 de la autovía A-7 del Mediterráneo, con un presupuesto de 10,1 millones de euros. Los trabajados resolverán los actuales problemas de capacidad del enlace existente por la demanda que genera el entorno de este núcleo urbano de Benalmádena. La longitud del tramo, según se especifica en el proyecto, donde se incluyen los carriles de aceleración, desaceleración y carriles de trenzado, es de aproximadamente 2,3 kilómetros, y, según detalla Fomento, se modificará la tipología del enlace actual sin cambiar su funcionalidad. De este modo, serán posibles todos los movimientos entre Benalmádena y la A-7 mediante la construcción de una glorieta de gran diámetro. También se proyectan carriles de trenzado en el tronco de la A-7 entre el enlace y la estación de servicio localizada entre los kilómetros 223 y 224 y la ejecución de un total de siete estructuras: dos pasos inferiores, una ampliación de un paso inferior existente y cuatro muros. Además, se incluye pavimento fonoabsorbente en capa de rodadura y 876 m de pantallas acústicas.

El presupuesto de adjudicación de la obra es de siete millones de euros menos que el importe que aparecía en la licitación, publicada en el Boletín Oficial del Estado en 2015 por valor de 17,9 millones de euros. Los trabajos pondrán freno a una situación que se repite a diario en hora punta desde hace años: los atascos provocan que los conductores que van a tomar el acceso tengan que esperar durante varios minutos en el arcén mientras a su izquierda el resto de vehículos circulan a velocidades propias de una autovía, sin posibilidad de mantener la distancia a la que obliga la ley y aumentando el riesgo de accidentes. La ejecución del proyecto de remodelación resolverá los problemas de circulación en este nudo de comunicación vial, por el que transitan más de 15.000 vehículos cada día y que se ha convertido en la principal entrada a Benalmádena. Pese al desbloqueo del proyecto, el comienzo de las obras no ha cumplido los plazos prometidos.

La presidenta del PP en Benalmádena, Paloma García Gálvez, bajo cuyo mandato se obtuvo la primera partida presupuestaria para esta remodelación, asegura que se trata de «la mejor noticia posible» para el municipio y espera que la firma del contrato se produzca «muy pronto», a la vez que insta tanto al Gobierno municipal como a los diputados nacionales «de todos los partidos» a solicitar en Madrid la agilización de los últimos trámites antes del inicio de las obras, aún sin fecha.

Los problemas diarios originados en el acceso a Arroyo de la Miel constituyen uno de los principales lastres de la Costa del Sol en materia de infraestructuras. García Gálvez destacó ayer el trabajo de la diputada Celia Villalobos, cuya insistencia asegura que ha resultado «clave» para desbloquear el proyecto, que comienza a materializarse tras años de espera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate