Diario Sur

Un hotel de Torremolimos regala el mobiliario de sus 600 habitaciones por la reforma del establecimiento

  • El Riu Belplaya ha recibido una auténtica avalancha de personas. Muchas se enteraron de las donaciones a través de un whatsapp que se propagól este fin de semana en Málaga

La cadena hotelera Riu Hotels ha iniciado la reforma completa de los hoteles Belplaya y Costa Lago, ubicados en el paseo marítimo de Torremolinos, con el objetivo de que ambos reabran sus puertas en la primavera de 2017 como un nuevo resort con todo incluido y abierto las 24 horas. La inversión prevista ronda los 25 millones de euros.

En los últimos días se ha procedido al vaciado de los dos establecimientos. La empresa decidía que el mobiliario de las cerca de 600 habitaciones acabara en manos de personas con necesidades. Por ello, durante la pasada semana el hotel abrió su recinto experior para que todo aquel que quisiera pudiera llevarse gratuitamente parte del equipamiento, a saber: colchones, somieres, cabeceros de cama, mesitas de noche, lámparas, sofás, mesas, sillas y todo tipo de mobiliario del bar y restaurante.

La avalancha de peticionarios ha sido tal que finalmente este fin de semana se ponía fin al acceso libre al recinto, y esta misma mañana comenzaban los primeros trabajos de las obras de reforma.

"Todavía esta mañana ha habido personas que se han acercado al hotel para poder llevarse algo, y seguramente, si lo necesita, podrá hacerlo, aunque una vez comenzada la obra, de lo poco que queda allí se encargará la constructora, que será la responsable de retirarlo", indica a este periódico un portavoz de la cadena.

Un mensaje en Whatsapp desató la avalancha

"Cada uno se ha llevado lo que ha querido", indica, aunque la empresa ha realizado además donaciones a organizaciones no gubernamentales e incluso al Ayuntamiento de Torremolinos, que ha recibido mesas y sillas para equipar los cinco centros sociales de los que dispone el municipio.

"Esto ha sido una avalancha total", explica uno de los vigilantes de la obra que han tenido todo el fin de semana que lidiar con la procesión de personas que se han pasado por el hotel con la intención de recoger algún mueble. "Un familiar nos ha avisado, nos hemos plantado aquí, pero nos dicen que esto ya ha terminado", indicaban en la tarde de ayer un matrimonio de Cártama. No han faltado quienes han acudido con grandes vehículos y se los han llevado cargados. Algunos de ellos, intentado dar varios portes, lo que ha obligado a la empresa a controlar la entregas para evitar que se pueda hacer negocio.

Tampoco han faltado quienes han querido saltarse las normas y hasta el muro perimetral del hotel, intentanto acceder de noche para sustraer todo lo posible, lo que llevó la pasada semana a los vigilantes de seguridad a avisar a la policía.

Un mesaje de What`sApp anunciando la entrega gratuita ha dado la vuelta a Málaga en los últimos días, despertando el interés de cientos de personas que todavía hoy siguen acudiendo al hotel ya en obras.