Un vecino de Torrox patenta un sistema de riego que ahorra el 50% de agua

Antonio y Ernesto Rico, con algunos de los dispositivos de su sistema de riego en su finca/SUR
Antonio y Ernesto Rico, con algunos de los dispositivos de su sistema de riego en su finca / SUR

Se trata de un método de irrigación por goteo enterrado que alimenta la raíz de la planta, fortalece el enraizamiento y evita las pérdidas por evaporación

Agustín Peláez
AGUSTÍN PELÁEZ

Antonio Rico Villena tiene 77 años. Durante años se ha dedicado a la construcción. Empezó en los años 70 con una pequeña empresa constructora. Sin embargo, y a pesar de no contar con formación universitaria, siempre ha demostrado una gran inquietud por intentar mejorar aquello que le rodea. Ese espíritu innovador le ha llevado a patentar más de 25 inventos o modelos de utilidad –las invenciones que, siendo nuevas e implicando una actividad inventiva, consisten en dar a un objeto una configuración, estructura o constitución de la que se derive una ventaja prácticamente apreciable para su uso o fabricación–, todos ellos en uso. La mayoría de esos inventos forman parte del mundo de la construcción, que es donde ha desarrollado su labor profesional. Quizá el más conocido de todos sea el separador de hormigón, cuya finalidad es garantizar que las armaduras de acero de los encofrados de las edificaciones sean recubiertas adecuadamente por el hormigón en cimentaciones, losas, forjados y vigas.

Hace dos años, Antonio y su hijo Ernesto, gerente de la empresa Creacciona, que gestiona parte de las patentes e inventos del progenitor, comenzaron a trabajar en el diseño y desarrollo de un sistema de riego por goteo mas eficaz que los actuales. El riego gota a gota es un método de irrigación tremendamente eficaz que se ha impuesto en muchas zonas de cultivo, que en su momento reduzco la cantidad de agua para riego respecto a otros sistemas como el riego a manta. Unos discurren en superficie y otros enterrados. También los hay que compaginan las canalizaciones en superficie con otros soterrados, aunque todos presentan un problema común, el taponamiento de los goteros, que en el caso de estar enterrados dificultan la detección de la anomalía.

Antonio y Ernesto han desarrollado un sistema denominado Deep Drop que incorpora las ventajas de los modelos ya existentes, pero sobre todo aporta soluciones al problema de los taponamientos de los goteros, que suponen un mal funcionamiento del riego localizado gota a gota.

El modelo es aplicable tanto en agricultura como en parques y jardines

«Nuestro modelo es un subterráneo, por lo que deposita el agua y el abono en el subsuelo, maximizando su aprovechamiento y evitando las pérdidas por evaporación asociado a los sistemas de riego en superficie, ahorrando un 50% de agua», explica Ernesto.

La innovación introducida por Antonio Rico consiste en un dispositivo que permite comprobar si el agua circula correctamente o existe algún tipo de obstrucción en la canalización subterránea, señala Ernesto.

Deep Drop lleva el agua y el abono a la raíz de la planta, evitando perdidas por evaporación y ahorrando costes. Además previene el envenenamiento de la fauna, especialmente aves que ingieren el liquido de los sistemas de regadío en superficie, que suele ir mezclada en numerosas ocasiones con abonos y otros productos.

Funcionamiento básico del sistema Deep Drop

El modelo patentado por Antonio y Ernesto Rico se compone de un tubo clavado bajo tierra a la profundidad deseada y provisto de un orificio de salida, en cuya parte superior hay otro de menor diámetro que en la cabeza cuenta con un visor dosificador que sirve para comprobar el correcto funcionamiento del sistema.

Este dosificador lleva acoplado un latiguillo que es el que permite que el agua que fluye por la canalización principal llegue al subsuelo. Además dispone de un protector que impide la entrada de residuos en el interior del dispositivo clavado en la tierra.

El modelo resuelve las obstrucciones que sufren los goteros tradicionales utilizados en otros sistemas y que impiden que el agua llegue a la planta.

Los promotores de este sistema de riego aseguran que es de fácil instalación y que puede aprovechar otras conducciones ya existentes. Asimismo insisten en que su uso es aplicable tanto en explotaciones agrarias como en jardinería.

«El agua va a parar a la raíz de la planta, consiguiendo que el propio árbol o especie de cultivo las haga trabajar para buscar el agua, favoreciendo del enraizamiento», asegura Rico, para quien el sistema reduce además la aparición de malas hierbas, incrementa la productividad y mantiene un nivel mucho más óptimo de la humedad, nutrientes y aireación del suelo.

Tras dos años de ensayos tanto en cultivos de subtropicales como en jardinería, Antonio y Ernesto han conseguido no sólo desarrollar plenamente el prototipo de riego por goteo subterráneo, sino también alcanzar un acuerdo con una empresa especializada en la fabricación de las piezas exigidas para poder comenzar su comercialización cuanto antes, una vez testadas. La familia Rico se muestra totalmente convencida del éxito de este método al asegurar que con ello se consigue ahorrar más de un 50 por ciento de agua.

La Mayora

En un intento de respaldar este invento, los inventores de este sistema han pedido al Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) La Mayora que lleve a cabo un ensayo en su finca experimental para comprobar las ventajas que conlleva el goteo subterráneo y certifiquen su efectividad.

La petición al IHSM ha sido cursada con el apoyo del Gabinete de Estudios de la Naturaleza de la Axarquía (Gena-Ecologistas en Acción), convencido de que ello puede representar un gran avance en el ahorro del agua de regadío, dada la situación de sequía por la que atraviesan numerosas zonas productoras agrícolas del país y de todo el planeta, según el coordinador del grupo ecologísta, Rafael Yus.

Ernesto Rico insiste en que el sistema es válido para todo tipo de cultivos, tanto exteriores como bajo plástico, así como para jardines y parques públicos, medianas y rotondas. «Es un derroche que veamos sistemas de riego por goteo o aspersión en las rotondas de muchas ciudades que tiran la mayor parte del agua a la calzada y no tomen medidas para evitarlo, cuando con el modelo subterráneo que proponemos no sólo se evitan estas situaciones, sino que mejora el riego y reduce la cantidad de recursos hídricos necesarios», insiste.

Temas

Torrox

Fotos

Vídeos