Agentes locales abren fuego para evitar ser atropellados en una persecución en Torrox

Coche interceptado en Marbella. /
Coche interceptado en Marbella.

Los policías dieron el alto a tres vehículos de alta gama cuando patrullaban por una zona residencial y los conductores iniciaron la fuga a toda velocidad

EUGENIO CABEZAS y ALVARO FRÍAS

Espectacular persecución policial por las calles de Torrox Pueblo la ocurrida en la noche del pasado lunes, que acabó con dos coches de alta gama tiroteados por los agentes para evitar ser atropellados. Una patrulla de la Policía Local, que estaba realizando labores de vigilancia en la zona de la urbanización Torrox Park, dio el alto a tres vehículos al detectar que estaban realizando «maniobras sospechosas y evasivas». En ese momento, los tres coches, un Wolswagen Golf y dos BMW serie 7, se dieron a la fuga, iniciándose una persecución por las calles de la localidad axárquica, según ha podido saber SUR de fuentes consultadas cercanas a la investigación.

El primero de los vehículos, en el que viajaban dos varones de nacionalidad española, uno con domicilio en Ceuta y otro en Algeciras, emprendió la huida por la autovía del Mediterráneo, siendo interceptado horas después en un control en Marbella. Sus ocupantes fueron identificados por los agentes locales marbellíes y se les ha imputado un presunto delito de desobediencia a la autoridad.

Los otros dos coches, en los que al parecer viajaban cuatro personas, de origen extranjero, se adentraron en el casco urbano torroxeño, a lo largo de casi tres kilómetros, hasta llegar a una calle sin salida, junto al cementerio. La patrulla que los perseguía continuó unos metros más, pero al comprobar que no habían pasado por allí, volvió. Al localizarlos al final de la vía sin salida, cruzaron el vehículo policial y se situaron en los apenas dos metros que quedaban libres, dando nuevamente órdenes de que se detuvieran. Al comprobar que el primero de los vehículos no tenía intención de hacerlo, pues aceleró al ver a los dos agentes, estos dispararon hasta ocho veces contra los dos coches, tratando de pincharles las ruedas o de causar una avería en el motor.

No lo consiguieron, ya que se trataba de coches de alta gama, con ruedas muy resistentes, según dijeron las fuentes. Rápidamente se montó un gran dispositivo de búsqueda, dando aviso a las policías locales de los municipios costeros y a la Guardia Civil. El lugar donde se produjo el tiroteo está a apenas 100 metros del puesto principal de Torrox. En un principio, las sospechas apuntan a que la huida se debió a un asunto relacionado con el tráfico de drogas y/o robos.

Fotos

Vídeos