La asociación Corazones Malagueños reparte comida a los más necesitados

SURMÁLAGA.

Corazones Malagueños es una nueva asociación, que desde su puesta en marcha, no hace aún ni tres semanas, está ya dando de comer diariamente a más de un centenar de personas necesitadas. Desde su apertura han repartido cerca de 2.000 bocadillos, acompañados por un dulce o lo que haya ese día. Para el desarrollo de su labor, Corazones Malagueños necesita alimentos y menaje, pero también voluntarios. Por el momento, desde su sede ubicada en el número 10 de Camino de San Rafael, entrega diariamente, desde las 19.00 hasta las 22.00 horas, una bolsa con una merienda-cena a los más necesitados. Esta entidad benéfica está integrada por voluntarios procedentes de otras asociaciones que se han unido para ayudar a los que más lo necesitan, según explica su secretaria, Elena Jiménez.

El colectivo no reciben ninguna ayuda por parte de las instituciones y tampoco pide dinero, solo alimentos para poder repartir, y sobre todo voluntarios, ya que están «desbordados» por la demanda. «Cada día se pide más, y damos lo que tenemos, un huevo duro, un dulce o natillas, pero ya los alimentos están escaseando», asegura. Ante esta situación, han pedido ayuda al Banco de Alimentos de la Costa del Sol (Bancosol) y a Cruz Roja. También han acudido a supermercados e hipermercados. En esa labor de darse a conocer y de conseguir movilizar a gente están haciendo uso de las redes sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos