Medio siglo de la primera operación de corazón

ÁNGEL ESCALERA
Imagen del quirófano del Hospital Civil en el que se hizo la primera operación de corazón en Málaga. :: JUAN MALDONADO/
Imagen del quirófano del Hospital Civil en el que se hizo la primera operación de corazón en Málaga. :: JUAN MALDONADO

Un quirófano del servicio quirúrgico del doctor Pascual López Magaña, en el Hospital Civil, fue el lugar elegido para realizar la primera operación de corazón en Málaga. Ha pasado medio siglo desde entonces. La intervención se efectuó el 4 de enero de 1961. El protagonista de la misma fue el cirujano cardiaco Antonio Moncada Moneu, que se había formado en esa materia en el Hospital Universitario Hahnemman de Filadelfia (Estados Unidos) y era hijo del afamado cardiólogo Antonio Moncada Jareño. La paciente, una joven de 16 años, sufría una estenosis mitral con hipertensión pulmonar. La operación duró dos horas.

En una entrevista publicada por SUR, el martes 10 de enero de 1961, el doctor Moncada explicó que tres años antes se marchó de España para formarse en Estados Unidos en la cirugía cardiaca, especialidad que definió como una técnica que exigía un amplio sacrificio, un exhaustivo aprendizaje, mucho valor en el acto quirúrgico y un perfecto conocimiento posoperatorio. «Es una bonita y peligrosa cirugía, que no se aprende mirando y que exige dedicarse a ella exclusivamente, así como conocer a la perfección la fisiología y fisiopatología cardiaca», afirmó.

Profesionales

Parte del material especializado para esa primera operación de corazón en Málaga lo trajo el propio Moncada y el resto lo puso el Hospital Civil. En la intervención participaron también los doctores López Magaña y Allona Moncada. Asimismo, colaboraron la reverenda madre superiora sor María Rosa Bastarreche y sor Emilia, religiosa encargada del quirófano.

Otros profesionales que también favorecieron con su trabajo que la operación se pudiese llevar a cabo fueron el jefe del servicio de transfusión, Francisco Eloy-García, y su médico ayudante, Juan Maldonado (que años después se convirtió en el jefe del servicio de hematología de Carlos Haya); el jefe del departamento de rayos X, Rodrigo Domínguez Estévez, y el ayudante instrumentista, Juan Vázquez, entre otras personas que participaron de una forma u otra en el proceso, de cuya organización se encargó el cirujano jefe de los servicios quirúrgicos, Antonio Luna Arjona.

El doctor Moncada destacó la cualificación de los profesionales del servicio de cardiología del Civil. Así, citó los nombres de los doctores Francisco Sánchez Guerrero, Evaristo García Carrillo y José Moreno Ribas. «Constituyen un grupo entusiasta junto con el practicante Francisco Salas», aseguró Antonio Moncada en la entrevista de SUR. Añadió que con expertos de esa valía «cualquier cirujano cardiaco puede considerarse seguro para formar un equipo capaz de desarrollar una labor espléndida y recuperar a muchos enfermos».

Esa primera operación de corazón en Málaga causó una enorme expectación entre los médicos, recuerda Juan Maldonado, que estuvo presente y vigiló que la parte relacionada con la sangre fuese bien. «Fue una intervención muy llamativa. Había muchos profesionales pendientes de ella. Los medios con que se hizo pueden definirse de prehistóricos», pero es que entonces la cirugía cardiaca estaba en sus comienzos», señala el doctor Maldonado.