Los chiringuitos de la Costa del Sol se reivindican en la primera edición de su día grande

Dos comensales participan en el sorteo, en el chiringuito La Sardiná. /
Dos comensales participan en el sorteo, en el chiringuito La Sardiná.

La fecha del 27 de junio se convertirá en los próximos años en una jornada de celebración en honor a los 'reyes' por excelencia del litoral de la Costa del Sol

Fernando Torres
FERNANDO TORRES

Calamares, calamaritos, jibia y rosada, ¿frita o a la plancha? Los chiringuitos componen un universo propio que refuerza la identidad de las playas malagueñas, y desde los establecimientos quieren que se sepa y se mantenga. Con ese objetivo, la Asociación de Empresarios de Playas de Málaga (AEPM) celebró ayer el primer Día del Chiringuito, una jornada de reivindicación, con vocación de continuidad, que pondrá en valor la hostelería costera al comienzo de cada verano.

El presidente de AEPM, Manuel Villafaina, explicó ayer a SUR que la iniciativa se desarrolló de forma «positiva y satisfactoria» en la mayoría de los establecimientos. Esta primera edición se han centrado en los chiringuitos del litoral oriental de la Costa del Sol, con un especial protagonismo en Torremolinos, Fuengirola y Mijas Costa. «Nuestra idea era agasajar al turista y a nuestro comensal, por eso regalamos muchas de las raciones, así como bebidas; ha habido algunos que incluso han comprado macetas para sus clientes», añade.

Además de los presentes para los comensales, los chiringuitos han promovido un concurso en redes sociales en el que todos los clientes podían participar haciéndose una foto con el cartel promocional bajo el lema 'Somos de nuestros chiringuitos' (frase que también ha adornado las camisetas de los empleados). «Al mediodía ya había más de 200 imágenes en las redes», explicó Villafaina.

En Torremolinos, desde el comienzo de Los Álamos hasta el final del paseo marítimo, la mayoría de los locales a pie de playa lucían carteles con motivo del evento, del mismo color que las camisetas de los empleados. En el Pizzamare, la encargada, Patricia, explica que se trata de una iniciativa «muy necesaria» para reforzar «la identidad que le dan los chiringuitos a las playas». Los primeros clientes del día fueron además los primeros en participar en el concurso. Un poco más hacia la capital, en Los Corales, Úrsula subraya la importancia de este evento, aunque reconoce que «ha habido poco tiempo» para organizarse y prepararse: «Ha sido un poco precipitado, pero ha ido bien». La propietaria aprovecha la ocasión para recordar que los chiringuitos son «vitales» para la costa malagueña, ya que permiten ofrecer al bañista estar en la playa con un servicio extra».

Rosa, responsable de Los Periquitos, explica que ha habido «muchos clientes a los que les ha gustado la idea, aunque no estamos en temporada alta». Considera que «todo lo que sea promover la costa» es positivo, ya que Málaga está «apartada» de la actualidad en el resto de España como destino de playas. «Los chiringuitos son vitales en la cultura malagueña, la playa es el punto focal de todo el turismo esto nos distingue de sitios como Valencia, en los que no hay donde tomarse un vaso de agua».

Al principio de Los Álamos, en el chiringuito La Sardiná, lleno hasta la bandera, se sientan dos clientes extranjeros que se hacen una foto con los carteles promocionales del evento. Sonríen frente a su plato de gambas ya vacío y a los restos de una jarra de sangría. Han brindado, «por los chiringuitos», con acento británico.

En la capital, esta jornada no se vivió con el mismos fervor que en la Costa Occidental, donde se ha centrado esta primera iniciativa. Las camisetas amarillas en varios chiringuitos de La Malagueta dejaban constancia de que la idea se expande poco a poco. Frente a la barca de los espetos, Juan cree que estos negocios necesitan que se les reconozca su protagonismo: «Somos el alma de la Costa».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos