El rapero malagueño Skone, campeón nacional de la Red Bull Batalla de Gallos

Skone./
Skone.

Se ha impuesto en la final de Valencia a Chuty, uno de los grandes favoritos

MIGUEL NAVAS

El rapero malagueño Skone se ha alzado esta noche como ganador de la Red Bull Batalla de Gallos, que busca al mejor improvisador en el mundo del rap y que este año ha fijado su escenario en el puerto de Valencia. El malagueño llegaba a esta cita tras conquistar el oro en la semifinal de Almería.

La constancia tiene premio. Skone es un fijo en esta competición desde 2008, caracterizándose por recurrir al ingenio para atacar, verbalmente, a sus oponentes, lo que le ha hecho ganarse el cariño de una parte de la comunidad del hip-hop, la misma que ocho después lo ha visto coronarse como el campeón nacional.

No ha sido fácil el camino del rapero para lograr el título, por el camino ha tenido que enfrentarse a algunos de los pesos pesados dentro de la competición, por ejemplo, Errecé, que ha jugado como local y cuya eliminación ha levantado quejas por parte del público. Pero sin duda, la final ha sido lo más duro del torneo para el malagueño, pues ante él tenía a Chuty, uno de los grandes favoritos y claro campeón para algunos, que optaba a revalidar el trofeo que ya consiguió en 2013.

Skone volverá a improvisar en Perú, donde se darán cita los distintos campeones de habla hispana que han emulado el éxito del malagueño en sus respectivos países. España es la actual ganadora de esta competición, después de que el alicantino Arkano lograse el oro en la pasada edición.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos