«El equipo es fundamental, ayuda a tener más confianza en ti misma»

Adriana Vázquez. :: félix palacios/
Adriana Vázquez. :: félix palacios

JOSÉ M. RAMÍREZ

Málaga. Sevillana de nacimiento, residente en la Costa del Sol, Adriana Vázquez, de 22 años, cursa el último año del grado de Periodismo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación. Considera crucial el trabajo en equipo, ya que fue lo que les aseguró tener una línea fuerte en el torneo. «Suena muy cursi, pero el equipo es muy importante. El estar debatiendo y justo en ese momento mirar a la mesa y ver a tus compañeras te da mucha seguridad. Yo en Córdoba tenía momentos de bloqueo, miraba a Ana, le decía que no podía y ella me ayudaba. No pasa nada si te equivocas, somos cuatro personas, alguna podrá echarte una mano».

Adriana Vázquez recuerda el campeonato, del que finalmente salieron invictas en todos los debates, como el resultado de un largo proceso de preparación, aunque en ocasiones el resultado no era el esperado. «La fase de grupos fue dura porque no nos salían los debates como nosotras queríamos o sabíamos hacerlo. Era difícil esa situación en la que éramos conscientes de que podíamos hacerlo mejor y teníamos que actuar rápido».

«Creo que se necesitan muchas ganas. Yo era una persona muy tímida, y me daba muchísima vergüenza hablar en público, pero si le pones entusiasmo, al principio te puede salir un poco mal, luego vas mejorando. Todo el mundo puede aprender a debatir, hay que echarle tiempo y ganas». La ilusión es un requisito fundamental para poder desenvolverse bien en los debates, independientemente del rol que se te asigne, ya seas introductor, refutador o conclusor.

ADRIANA VÁZQUEZ Estudiante de Periodismo«Saber expresar tus ideas y argumentarlas puede aplicarse a cualquier aspecto de tu vida»

Parece lógico que esta futura periodista incorpore todas las competencias que ha adquirido durante su experiencia en la Escuela de Debate a su vida profesional, pero asegura que sus compañeras también harán lo propio: «Es inevitable aplicar lo que hemos aprendido. Saber expresar tus ideas y argumentarlas puede aplicarse a cualquier aspecto de tu vida».