Se busca abuelo para compartir piso

Uno de los fotogramas del vídeo, que muestra la convivencia diaria entre los protagonistas. /SUR
Uno de los fotogramas del vídeo, que muestra la convivencia diaria entre los protagonistas. / SUR

Un vídeo promociona el programa de alojamiento para universitarios con personas mayores que la UMA desarrolla desde el año 1992

ELENA CABEZA MÁLAGA.

Existen en la actualidad muchos tipos de familias. Desde las heteroparentales, monoparentales o homoparentales, a las numerosas, adoptivas o de acogida. Pero más allá de todas ellas y con independencia de la sangre que les une, también existen 'las familias que elegimos', esas personas con las que por encima de todo nos vincula el corazón. Con el objetivo de que los universitarios que estudian fuera de casa se sientan en un ambiente familiar y de que los mayores estén acompañados, la Universidad de Málaga desarrolla desde el año 1992 un programa de alojamiento y convivencia de estudiantes con personas de la tercera edad.

Esta semana la UMA ha compartido a través de sus redes sociales un vídeo elaborado por el Centro de Tecnología de la Imagen (CTI) para dar a conocer este programa. En él se muestra la historia de un estudiante y una mujer mayor que comparten vivienda, así como aficiones y actividades comunes. El joven ayuda a su «madre de acogida» a iniciarse en las redes sociales y las nuevas tecnologías y ésta cuida del estudiante cuando más lo necesita, además de ofrecerle el calor de su hogar.

Mientras que el joven recibe un alojamiento y la satisfacción de realizar una acción social, la persona mayor se siente acompañada y obtiene ayuda a la hora de realizar las tareas diarias. En el vídeo puede verse cómo ambos comparten nuevas experiencias. Las comidas tradicionales y los nuevos platos internacionales se van mezclando en la mesa fruto de esta relación intergeneracional.

Los jóvenes reciben el calor de un hogar, mientras que los mayores se sienten acompañados día a día

A lo largo del minuto y medio que dura el vídeo, los protagonistas van mostrando anécdotas e historias de la convivencia del día a día. Él cambia una bombilla de la casa, ella prueba el sushi por primera vez o habla por Skype con su familia... Por último, cuando finalizan los años de estudios del joven, ambos se abrazan durante su graduación, ala que también asiste esta 'madre de acogida' como un miembro más de la familia.

Este vídeo, publicado en las redes sociales de la UMA, ha tenido muy buena respuesta por parte de los internautas, acumulando más de dos mil reproducciones en Facebook, más de mil en Instagram y numerosos retuits en Twitter al cierre de esta edición. Desde la oficina de Atención Social de la Universidad, encargada de este programa, destacan que la idea del vídeo surgió por la necesidad de promocionar la iniciativa y llegar a los estudiantes a través de las redes sociales.

Perfiles

Los jóvenes que solicitan este tipo de alojamiento suelen ser personas que no pueden permitirse económicamente alquilar una vivienda o compartir piso. En su mayoría proceden de pueblos de la provincia de Málaga, aunque cada año aumentan las peticiones de universitarios que provienen de otras zonas de Andalucía, Marruecos e incluso Sudamérica. Por su parte, el 90% de las personas mayores que participan en este programa son mujeres, residentes en Málaga capital y sus edades oscilan entre los 61 y los 92 años. Los interesados deben presentar una solicitud, que será analizada por los trabajadores sociales de la UMA para conocer las necesidades y motivaciones de cada caso.

 

Fotos

Vídeos