Videovigilancia contra los actos vandálicos en la Casa Fuerte Bezmiliana

Casa Fuerte Bezmiliana. /SUR
Casa Fuerte Bezmiliana. / SUR

Las cámaras de alta definición están conectadas a la Policía Local durante las 24 horas

VICTORIA BUSTAMANTE Rincón de la Victoria

Desde este martes se ponen en funcionamiento las cámaras de seguridad en el perímetro de La Casa Fuerte Bezmiliana con la finalidad de evitar actos vandálicos que afecten a este edificio emblemático declarado Bien de Interés Cultural. El edificio cuenta ya con cinco cámaras de vigilancia, todas ellas tubulares, de alta definición tanto de día como de noche y de gran alcance.

El concejal de Cultura, Antonio José Martín, ha querido destacar la colocación estratégica de las cámaras, que permite «cubrir los ángulos de la edificación y evitar la proliferación de graffitis». Por su parte el alcalde, Francisco Salado, ha indicado que el objetivo no es otro que «acabar con las pintadas y actos vandálicos que se producen en nuestro patrimonio histórico- cultural. A partir de ahora, en el caso de que se produzcan pintadas en los muros de este edificio histórico, los responsables podrán ser identificados a través de estas cámaras de seguridad».

Por último Salado ha anunciado que la instalación de «este mismo sistema de seguridad en otras localizaciones del municipio donde proliferan las pintadas como es el entorno de La Cueva del Tesoro de Rincón de la Victoria». Una actuación que está recogida en el acuerdo de gobierno con Ciudadanos.

Las cámaras están grabando durante las 24 horas del día y se encuentran conectadas a la Policía Local. La instalación de las cámaras está acompañada de un punto de iluminación de mayor potencia que ha sido adaptado para evitar posibles molestias a la zona residencial próxima. Además, se ha puesto en marcha un plan de presencia policial en la zona y se ha mejorado el alumbrado del entorno.

La empresa Segurisur ha sido la encargada de suministrar e instalar las cámaras de seguridad que cuentan con un presupuesto de 3.628,79 euros. La Casa-Fuerte de Bezmiliana es uno de los monumentos más emblemáticos de Rincón de la Victoria donde recientemente se han realizado labores de restauración y limpieza para la eliminación de los graffitis en sus paredes que a contado con la autorización de la delegación territorial de Cultura de la Junta de Andalucía al tratarse de un Bien de Interés Cultural. Esta actuación tuvo un coste de cerca de 34.000 euros.

Este emblemático monumento de la localidad fue ordenado a construir en el siglo XVIII por el rey Carlos III capitaneada por los ingenieros militares, José Grane y Francisco de Gozar, que en el año 1766 levantaron esta edificación como medio de defensa contra los piratas de la costa, fundamentalmente procedentes de Holanda y de Inglaterra. La Casa Fuerte Bezmiliana, de uso cultural, se ha convertido en una de las salas expositivas más destacadas de la provincia al acoger importantes muestras de artistas nacionales e internacionales.