Juana Rivas pide que la justicia tenga en cuenta que es una mujer maltratada

R. C. GRANADA.

Juana Rivas, la madre de Granada que permaneció un mes en paradero desconocido con sus dos hijos para no entregarlos al padre italiano, condenado en 2009 por agredirla y denunciado de nuevo en 2016, pide que la justicia tenga en cuenta su realidad de mujer maltratada. Durante el juicio, la Fiscalía pidió cinco años de cárcel para ella por dos delitos de sustracción de menores y uno de desobediencia. En un escrito remitido a Efe, Rivas asegura que quiere una vida digna para ella y sus hijos, pero cree que el «gravísimo problema» está en la aplicación de las leyes.