Acusan a una mujer de cobrar 130.000 euros de la pensión de su padre, que murió hace 23 años

Imagen de archivo de pensionistas en la cola del banco./SUR
Imagen de archivo de pensionistas en la cola del banco. / SUR

La Fiscalía pide para la procesada una pena de seis años de cárcel y la devolución del dinero que percibió

ALVARO FRÍAS y JUAN CANOMálaga

Tenían una cuenta conjunta en la que los tres eran titulares. Su padre, su madre y ella. Durante los últimos 20 años, la hija habría percibido, mes a mes, un total de 130.000 euros correspondientes a la pensión que le correspondía a su progenitor. O más bien que le hubiera correspondido. Porque el padre murió en 1995 y su madre, años antes.

La mujer, que es vecina de la provincia de Málaga, se enfrenta a una posible condena a seis años de prisión por un presunto delito de estafa, como solicita la Fiscalía de Málaga, que pide además la devolución integra del dinero presuntamente defraudado a las arcas públicas.

Según el escrito de acusación del fiscal, al que ha tenido acceso SUR, la mujer percibió al menos desde el mes de enero de 1997 hasta junio de 2016 «la pensión de jubilación que mensualmente correspondía a su padre, que falleció en 1995, y que era abonada por el Instituto Social de la Marina».

El Ministerio Público sostiene que la mujer percibió indebidamente 130.230 euros, de los cuales no se recuperó ni el pico. Según el escrito acusatorio, inicialmente solo se pudieron localizar 217,20 euros, aunque la entidad bancaria donde estaba abierta la cuenta ya ha abonado en el procedimiento judicial la suma de 27.043 euros como «responsable solidario».

El fiscal recuerda que, en la actualidad, queda pendiente la cantidad de 102.970 euros y reprocha a la acusada que no comunicara a la Seguridad Social el fallecimiento de su padre «para que se siguiera abonando la pensión que a él le correspondía». Además, «tampoco lo puso en conocimiento de la entidad bancaria donde se ingresaba la pensión», añade.

En el escrito de acusación, el Ministerio Público subraya que, «mediante esta ocultación», consiguió que la pensión de jubilación de la que su padre era titular se siguiera abonando a pesar de haber fallecido.

El fiscal concluye: «Una vez ingresada en la cuenta de la que sólo ella era ya titular, al haber fallecido también su madre en fecha anterior a su padre, dispuso de su importe a lo largo de 21 años logrando que la Seguridad Social siguiera pagando la pensión, pese a que ya no vivía quien tenía derecho a tal prestación».

También cuestiona el representante del Ministerio Público el «comportamiento descuidado» del banco, del que se habría aprovechado la acusada, al considerar que la entidad incumplió la obligación de control de la «pervivencia del beneficiario de la pensión», como le exige la legislación.

Pena de multa

Por todo lo anterior, se formula escrito de acusación contra la mujer por un presunto delito de estafa, para la que pide, además de la pena de prisión, una multa de 4.320 euros y una inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena.

Aparte de la multa, el fiscal solicita, en concepto de responsabilidad civil, que el Instituto Social de la Marina sea indemnizado con la suma de 102.970,23 euros (la cantidad pendiente de recuperar, del total que habría cobrado indebidamente) y se los reclama a la acusada «directamente» y al banco «subsidiariamente».

Temas

Cárcel

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos