Diario Sur

El deporte se cuela en la investigación universitaria

  • Estudiantes de Comunicación, Ingeniería o Fisioterapia centran sus trabajos en distintos ámbitos de la práctica deportiva

málaga. La Universidad de Málaga amplía sus horizontes. Ya no hay fronteras entre las distintas ramas académicas. Este es el mensaje que la dirección del Área de Deportes quiere trasladar al alumnado, haciéndole ver que la unión de diferentes ámbitos puede llegar a construir un proyecto aún más sólido.

Desde hace varios años, el Complejo Deportivo de la UMA viene recibiendo propuestas de estudiantes que centran sus investigaciones o sus estudios en distintos aspectos de la práctica deportiva. Se trata de jóvenes procedentes de facultades tan diversas como Comunicación, Filosofía y Letras, Ingeniería, Marketing e Investigación de Mercados y Fisioterapia, principalmente.

Es el caso de Javier Martín, estudiante de Comunicación Audiovisual, que dedicó su Trabajo Final de Grado (TFG) el pasado curso al rodaje de un documental sobre el equipo del UMA Antequera de fútbol sala durante su ascenso a Primera División y su posterior descenso. Un proyecto novedoso y de calidad en cuanto a su producción con el que consiguió hacerse con un sobresaliente en su expediente final.

Unión entre facultades

De la misma forma, también han nacido ideas diferentes de otros alumnos de TFG. «Aquí hemos tenido a chicos de la facultad de Marketing e Investigación de Mercados haciendo trabajos sobre el balance económico y la rentabilidad de las instalaciones, por ejemplo», argumenta el responsable de Marketing del Área de Deportes de la universidad, Eloy Cano. Más comunes son otros estudios que ayudaban a fomentar la práctica deportiva, ya que demostraban que la realización de ejercicio físico tiene efectos positivos sobre el rendimiento académico.

Aunque los casos de alumnos de TFG no son aislados. Cada vez son más los estudiantes universitarios que se acercan al complejo para buscar apoyo para sus trabajos. Así lo explica el director técnico del área de deportes de la UMA, Pedro Montiel. «Nos gusta apoyar a los nuevos talentos, eso nos ayuda a hacernos grandes y, además a seguir manteniendo nuestra marca», argumenta Montiel. «Apostar por nuestros alumnos es una forma de crecer internamente» añade.

Y no solo mostrándoles respaldo para la realización de trabajos de final de carrera, sino también con proyectos de investigación, como los que se gestan actualmente con las facultades de Ingeniería.

Estudios innovadores como el que lidera el profesor José Ramón de Andrés, de la facultad de Ingeniería, especializado en el diseño de proyectos eficientes como área de investigación. Una propuesta que se centra en la creación de energía eléctrica a partir del movimiento de las bicicletas.

Aunque no es el único trabajo ligado a la rama de las Ingenierías. Actualmente colaboran en iniciativas como las que analizan el correcto y completo etiquetado de los alimentos y bebidas de las máquinas dispensadoras del Complejo de Deportes.

Un valor añadido

«Siempre intentamos potenciar la innovación y la investigación, es un valor añadido. Forma parte de nuestro modelo de trabajo, y así queda reflejado en nuestros estatutos. La Universidad de Málaga es la quinta en el medallero del panorama nacional gracias a nuestros logros deportivos y, además, queremos que queden patentes valores como estos, además de fomentar la sostenibilidad o el mantenimiento de una vida saludable, entre otros» explica Montiel.

Más allá de los proyectos plenamente científicos, los alumnos de la Universidad de Málaga también pueden solicitar realizar prácticas curriculares en las instalaciones deportivas de Teatinos, donde se encuentra el complejo. Así lo vienen haciendo anualmente algunos estudiantes de ramas académicas tan diversas como Fisioterapia o Traducción e Interpretación, entre otras.

«Cuando hemos celebrado aquí en Málaga algún campeonato europeo o mundial, hemos contado con alumnos de prácticas, ayudando y aprendiendo con la traducción de los participantes, por ejemplo», recuerda el director técnico con respecto a pasados años.