Diario Sur

La reposición del entorno de la torre vigía de Torremuelle comenzará en diez días

Los vecinos llevan años denunciando que el restaurante realizó obras sin licencia alrededor de la torre.
Los vecinos llevan años denunciando que el restaurante realizó obras sin licencia alrededor de la torre. / A. G.
  • El restaurante que pintó de blanco algunas piedras centenarias y construyó muros y bancos alrededor del monumento anuncia el inicio de las obras

Las obras para devolver a su estado original el entorno de la torre vigía de Torremuelle, alterado por unas obras sin licencia realizadas por el restaurante colindante, comenzarán este mes. El propietario del local, que pintó de blanco algunas piedras centenarias y construyó una jardinera, un muro y varios bancos «para dar un aire ibicenco» a los alrededores de esta torre, construida en el siglo XVI y declarada Bien de Interés Cultural, se ha comprometido a iniciar las obras de reposición el día 15, según consta en un escrito enviado por el Ayuntamiento de Benalmádena al Defensor del Pueblo Andaluz, que hace algunas semanas criticó la falta de información ofrecida por el Gobierno municipal sobre este asunto.

El Ejecutivo liderado por el socialista Víctor Navas ya había solicitado al interventor municipal la aprobación del presupuesto para que el Consistorio ejecutase las obras de forma subsidiaria con cargo a la empresa responsable del restaurante, pero parece que este extremo no será finalmente necesario. Desde el Ayuntamiento sostienen que la complejidad de las alegaciones presentadas por la empresa ha retrasado el procedimiento. En el informe remitido al Defensor del Pueblo, Navas recuerda que ya en mayo de 2015, cuando aún gobernaba el Partido Popular, el arquitecto municipal señaló «una serie de reservas técnicas y reparos» respecto al proyecto presentado por el restaurante. En julio, un mes después de la llegada de la nueva corporación, el Ayuntamiento requirió a la empresa que demoliera de forma inmediata la cubierta construida sobre unos aparcamientos públicos, que permanecía en estado ruinoso y suponía un peligro por posibles desprendimientos. Ante la falta de respuesta de la empresa, el Consistorio ejecutó los trabajos de demolición de forma subsidiaria.

Respecto a las obras realizadas sin licencia por parte del restaurante en el entorno de la torre vigía, el Gobierno local abrió un expediente en noviembre para reponer la legalidad urbanística. La empresa presentó alegaciones días después, aunque fueron desestimadas. En diciembre, el Consistorio solicitó a la empresa que devolviera el entorno de la torre a su estado original en un plazo máximo de un mes. La mercantil volvió a hacer caso omiso a las exigencias municipales y presentó en febrero un recurso de reposición contra la resolución, por lo que el Ayuntamiento pidió a la Consejería de Cultura autorización para realizar las obras. La Junta dio luz verde al Ejecutivo local el 14 de marzo.

Recursos y alegaciones

El Consistorio desestimó el recurso de reposición a finales de junio y solicitó la ejecución de las obras en un plazo de diez días, advirtiendo de que el proceso podría ser llevado a cabo por la administración local de forma subsidiaria y notificando el importe al que ascienden estos trabajos. Tras un nuevo recurso de reposición nuevamente rechazado, el Ayuntamiento recibió en agosto un escrito de la empresa propietaria del restaurante anunciando que iniciará las obras el 15 de septiembre conforme a las directrices municipales.

Las obras pondrán fin a años de quejas vecinales por la alteración del entorno de una de las tres torres vigía de Benalmádena. El Ayuntamiento ya colocó unas vallas provisionales para separar la zona pública del restaurante tras las denuncias recibidas, pero los vecinos aseguran que los responsables del local «acaban separando las vallas para que la clientela acceda a la zona de la torre como si fuera parte de su restaurante». Desde Torremuelle consideran que el restaurante «ha vulnerado los valores culturales que representan esta torre vigía y su entorno» y recuerdan que se trata de un espacio protegido.