Condenan al SAS a pagar 90.000 euros por muerte de un hombre siete días después de un accidente de tráfico en Vélez-Málaga

Condenan al SAS a pagar 90.000 euros por muerte de un hombre siete días después de un accidente de tráfico en Vélez-Málaga

Al paciente, con traumatismo torácico, no se le diagnosticaron correctamente las fracturas costales, según se refleja en la sentencia

EFE

El juzgado de Málaga ha condenado a una aseguradora del Servicio Andaluz de Salud (SAS) a indemnizar con 90.705 euros por una negligencia médica en el Hospital Comarcal de la Axarquía (Vélez-Málaga) a la familia de un hombre que falleció siete días después de haber sufrido un accidente de tráfico.

En la sentencia, facilitada hoy por la asociación El Defensor del Paciente, el Juzgado de Primera Instancia 18 de Málaga ha condenado a la aseguradora del SAS por la muerte de un paciente de 78 años con traumatismo torácico por no diagnosticar correctamente las fracturas costales.

El varón conducía su ciclomotor cuando se golpeó contra un autobús, lo que le produjo un traumatismo torácico y múltiples contusiones y fue trasladado en ambulancia al Servicio de Urgencias del Hospital, donde le realizaron varias radiografías pero le dieron de alta a su domicilio.

Al día siguiente ingresó de nuevo en el Hospital de la Axarquía con diagnóstico de contusión pulmonar con pérdida de volumen y se le apreciaron fracturas costales que no supieron diagnosticar correctamente.

La sentencia indica que las fracturas se veían en las radiografías desde el principio y, tras un TAC, los servicios médicos del Hospital observaron que tenía fractura de múltiples arcos costales izquierdos, desplazamiento mediastínico hacia la izquierda y enfisema subcutáneo izquierdo, entre otras contusiones.

Pese a ello, el paciente se quedó en situación de espera y falleció finalmente al día siguiente, por lo que esta negligencia motivó la denuncia por la vía penal por parte de los servicios jurídicos del Defensor del Paciente.

La sentencia resalta la importancia del diagnóstico precoz y la intervención inmediata en la zona afectada mediante las técnicas médicas que se aplicaron el día 11 de octubre de 2011 a partir de las 12.00 horas, cuando sufrió el traumatismo torácico el día 5 de octubre de 2011.

Según el Defensor del Paciente si, cuando acudió por primera vez al Hospital, se le hubieran realizado pruebas más precisas, las probabilidades de que se hubiera curado podrían calificarse de altas, en atención a que el diagnóstico precoz es esencial para el resultado final de muerte, secuelas o curación.

La familia de paciente será indemnizada con la cantidad de 90.705 euros, además de los intereses, y consideran que lo verdaderamente significativo de la sentencia es la condena a un sistema sanitario que actuó de manera deficiente,

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos