Las enseñanzas artísticas reclaman su integración en la universidad

Un momento de la concentración de esta mañana./GERMÁN POZO
Un momento de la concentración de esta mañana. / GERMÁN POZO

Estudiantes y profesores de Música, Diseño, Danza o Arte Dramático de Málaga señalan las incertidumbres y confusión que genera el actual sistema de equivalencias

Francisco Gutiérrez
FRANCISCO GUTIÉRREZ

Las enseñanzas artísticas superiores reclaman su integración en la universidad. Considera que el actual sistema de 'equivalencias' es confuso y crea incertidumbres. Los alumnos que terminan con un título superior en música o arte dramático tienen la equivalencia a un titulado universitario, y pueden participar en los estudios de posgrado. Pero el problema es que todo el sistema educativo de las enseñanzas artísticas descansa sobre las bases e infraestructuras de las enseñanzas secundarias. Profesores y estudiantes de algunas de estas disciplinas artísticas han participado este mediodía en una concentración convocada en el Conservatorio Superior de Música, en El Ejido.

Hace años, en 1970, la ley educativa de Villar Palasí permitió que, por ejemplo, Bellas Artes se incorporara a la universidad. En una decisión que ahora se considera equivocada, las enseñanzas musicales no se sumaron a este cambio normativo. En 2012, el Tribunal Supremo 'tumbó' una reforma que trataba de incorporar estas enseñanzas a las universidades, devolviéndolas al ámbito de la secundaria.

Alumnos y profesores reclaman que, como enseñanzas que tienen la consideración de 'superiores', estén en el ámbito en el que se desarrolla este tipo de formación, que es la universidad. Esto también permitiría a estos alumnos participar de los programas de formación de máster o doctorado. Sin olvidar la consideración social que tienen unos y otros estudios. Además, en casi toda Europa las enseñanzas artísticas superiores son plenamente universitarias, lo que genera inconvenientes a la movilidad de estos profesionales.

También consideran que es necesaria su incorporación a la universidad como medio para promover la igualdad de oportunidades y la defensa de los legítimos derechos del alumnado, la mejora de las enseñanzas, la implantación de estudios de postgrado propios, la promoción de la investigación, el fomento de la movilidad, y muy especialmente la convergencia con Europa y el mundo, reclamamos la incorporación inmediata de las enseñanzas artísticas superiores a la universidad pública.