La Junta defiende la revisión del modelo turístico ante las señales de desaceleración

El consejero de Turismo, en el Foro SUR. /Salvador Salas
El consejero de Turismo, en el Foro SUR. / Salvador Salas

El consejero avanza que el frenazo se debe al auge de los competidores, la quiebra de aerolíneas y la incertidumbre de economías europeas

Pilar Martínez
PILAR MARTÍNEZMálaga

Los primeros síntomas de un cambio de tendencia en el turismo en la Costa del Sol, que supone el 40% del negocio turístico de Andalucía, encendieron las alertas en plena temporada alta. La Junta quiso conocer desde ese primer momento qué estaba pasando, quienes lo están provocando y por qué. Pues bien, en un desayuno debate, organizado por SUR, con la colaboración de la Fundación Unicaja, el consejero de Turismo y Deporte, Francisco Javier Fernández, avanzó ayer las causas del primer frenazo turístico en el litoral tras años de registros récord, apuntando al auge de los competidores del Mediterráneo, la quiebra de cuatro importantes aerolíneas, a las que el mercado aún no ha conseguido recomponer las rutas y la oferta de plazas de las mismas, y la incertidumbre de las economías del Reino Unido y de Alemania. Dado que no son circunstancias coyunturales, en tanto que Turquía, Egipto, Grecia o Túnez siguen creciendo y lo hacen a mayor ritmo, y la situación económica de los principales emisores turísticos se mantendrá, sobrevolando también nuevas quiebras de compañías si sigue subiendo el precio del combustible, Fernández consideró que es necesario actuar para evitar que los problemas se mantengan el próximo año. Para ello instó a planificar sobre un nuevo modelo adaptado al cambio de ciclo que encara la región.

Ante un centenar de profesionales del sector, reunidos en el hotel NH, el consejero explicó que para este nuevo escenario la diversidad de la oferta y la complementariedad de la misma se convierten en unas recetas de éxito con la que los destinos de playa, segmento que pierde cuota de mercado, puede beneficiarse de los crecimientos de dos dígitos que experimentan el turismo urbano, cultural o gastronómico. Fernández destacó que las conclusiones son fruto del primer estudio que sale del sistema de BigData de Andalucía, que ha permitido cruzar datos para responder a qué está ocurriendo, quien lo está provocando y por qué sucede. Con 23 fuentes estadísticas, la colaboración de profesionales del sector como los directores de las oficinas españolas de turismo en el exterior, touroperadores, patronal hostelera, y directores de aeropuertos andaluces, se ha podido apuntar a estos tres elementos como los que están incidiendo de forma notoria en la desaceleración de la Costa. Una docena de teorías se han analizado, descartando que la causa de los primeros saldos negativos en el litoral se debieran al impacto de la plaga de medusas, el Mundial de Rusia, o el súper verano europeo por las elevadas temperaturas registradas en los principales emisores, que han incidido en menor medida y de forma puntual. El informe tampoco considera como causa de la desaceleración los precios del destino. «Nuestra liga no es la de los precios bajos de los ochenta y los noventa, porque nuestra oferta ya no es la de los ochenta y los noventa. Y nuestro cliente tampoco puede ser ese. Hay que tener conciencia y sensibilidad a la hora de establecer políticas de precios, pero si la calidad lo merece y no se arriesga el grado de ocupación, tenemos que ser valientes y dar el paso». En este sentido, apuntó que «comprobamos que la tarifa media diaria de los alojamientos hoteleros andaluces se situaba de media este verano un 2,3% por encima del anterior, aunque en línea con la media nacional y por debajo de otras comunidades como Baleares o Valencia», instando a que este aumento de los costes debe trasladarse al empleo, considerando que es importante mejorar la formación pero también lograr que los profesionales sean bien remunerados para que no se marchen fuera tras ser formados.

También se ha analizado en el estudio los cambios observados en la motivación turística, apuntando que el litoral es el principal foco de atracción de España y Andalucía. «No hay duda. El año pasado acogió a seis de cada diez llegadas a nuestra región, y sus cifras siguen creciendo. Con moderación, pero creciendo. De hecho, en 2017 los turistas de litoral aumentaron en nuestra comunidad un 5,5% con respecto a 2016. Pero la cuestión es que otros segmentos, como el cultural, están creciendo más, un 15% en la misma comparación. Y no es algo exclusivo de nuestro territorio, porque se está produciendo en todos los destinos mundiales, hasta el punto de que el turismo urbano ya constituye el 45% del total de movimientos turísticos que se generan en el mundo. Por tanto, no se puede hablar de una pérdida de competitividad de sol y playa, porque sigue creciendo, sino más bien de una reducción de cuota con respecto a otros segmentos que suben a un ritmo superior».

Tras exponer las distintas teorías analizadas y su impacto, se cuestionó si es una alteración puntual de la demanda o por el contrario se está ante un cambio de ciclo turístico. La respuesta fue contundente, hay que planificar nuevas actuaciones. «Trazando previsiones para los próximos meses, sabemos que vamos a cerrar bien el año, pero que las principales causas que acabo de comentar, las estructurales, las vamos a encontrar de nuevo el próximo ejercicio y serán un problema si no planificamos la solución», dijo.

Por eso avanzó que el primer paso será convocar a los patronatos de turismo para presentarles el estudio realizado, tras la creación de un grupo de trabajo ante el descenso de llegadas de turistas por los aeropuertos de Málaga y de Almería en plena temporada alta. A estos encuentros convocarán también a empresarios para ofrecerles una propuesta de actuación de cara a 2019. Entre las primeras medidas apostó por mantener el plan especial de refuerzo para Reino Unido y Alemania, que se activó en agosto y que supone una inversión de 2,3 millones de euros para desarrollar acciones hasta final de año, con el foco en la inminente World Travel Market (WTM) de Londres.

Pero además, el consejero apuntó a la necesidad de cambiar el 'chip' para que deje de sorprender una merma de viajeros si con menos se mantienen o se generan más ingresos. «Hay que incidir en la calidad frente a la cantidad, diferenciando mejor la oferta andaluza de la competidora, poniendo en valor el bagaje de nuestro sector, su profesionalidad y nuestra amplia dotación de infraestructuras internas de comunicación», recalcó.

Sin embargo, también consideró necesarias diseñar nuevas acciones que transmitan una nueva imagen del litoral andaluz. «Debemos difundir una costa moderna e innovadora, que permitan conocer la diversidad del tipo de segmentos turísticos que lo integran, buscando un cliente de mayor gasto y con mayor estancia media», declaró, para precisar que asimismo se llevarán a cabo campañas en nuevos mercados que responden bien a la oferta andaluza. Entre ellos apostó por los más cercanos, como Francia o Portugal, para compensar las pérdidas de británicos y alemanes, descartando acudir para ello a destinos lejanos como los asiáticos o americanos en los que Andalucía seguirá de la mano de Turespaña.

CUESTIONES

Escalada de violencia
Impacto en el turismo: El consejero de Turismo señaló que cualquier tipo de ruido es negativo para un destino, pero que lo ocurrido en la Costa «debe entenderse como sucesos puntuales. No debemos preocuparnos excesivamente».
Viviendas Turísticas
Fiscalidad global: Valoró el paso de Airbnb de sacar de la plataforma a las viviendas no reguladas, pero consideró que ahora que avanzar en la armonización de una normativa nacional, no sólo turística, sino también fiscal.
Masificación
Reparto de flujos turísticos: El consejero consideró que es un tema que preocupa y que hay que combatir repartiendo los flujos de turistas y apostando por un turista de calidad.
Turismo de golf
Nueva estrategia: Para el segmento de golf avanzó un cambio de estrategia centrado en aumentar los torneos que se celebren en los destinos andaluces para dar a conocer mejor la oferta.
Agravios respecto a Málaga
No, rotundo: En la ronda de preguntas se cuestionó el fuerte crecimiento del aeropuerto de Sevilla en un momento de recesión en Málaga. El consejero respondió con un no rotundo la existencia de agravios.
Empleo y formación
Valorar al trabajador: Fernández consideró que hay que incrementar la formación para subir la media de los profesionales, pero señaló que deben ser bien remunerados para que no se marchen.
Estacionalidad
Avances: Destacó que en la Costa se reduzca este invierno un 12% el cierre de camas.

Además, ante el auge de nuevos reclamos turísticos con los que ganar la partida a los competidores, el consejero anunció la puesta en marcha de clubes de producto experienciales. El consejero señaló que realizarán acuerdos de comarketing con compañías aéreas y con touroperadores para recuperar rutas y analizar nuevas opciones que abran lazos con otros países de origen con los que diversificar la cartera actual de mercados. Todo ello sin dejar de insistir en el nacional, que ante la crisis internacional, será objeto de deseos de los destinos españoles y más tras ser el salvavidas de esta temporada alta.

«La maquinaria no se puede parar. Así que nuestro compromiso con el sector sigue intacto para asegurar la competitividad de esta industria, para consolidar las grandes cifras del periodo, y para garantizar el éxito de una de las actividades más importantes de nuestra economía y de nuestro desarrollo social como comunidad. Seguiremos buscando la calidad y la estabilidad en el empleo como base de la calidad en el turismo», detalló.

El consejero hizo hincapié en la necesidad de diferenciarse Andalucía por su calidad, descartando competir por precios. Aseguró que los turistas no entienden de fronteras ni de estrategias, pero sí de un buen producto. «Lo que sí saben, y cada vez mejor, es valorar un buen producto o destino, y cuál merece más la pena comprar. Y ahí es donde tenemos que estar siempre, en la primera línea, con el mejor producto, la mejor relación calidad-valor, y con la agilidad para que lo puedan adquirir tan pronto como surge el deseo de compra», dijo. Fernández defendió la necesidad de «fortalecer los destinos, facilitando la creación de nuevos productos que diversifiquen la oferta, optimizando la promoción y dando oportunidades a zonas que tenían potencial y un interesante margen de crecimiento. Apostamos por la complementariedad, para que playa e interior dejen de ser excluyentes y se conviertan en parte de una misma oferta global». Eso sí dejó claro que «erróneamente se quiere dar a entender que se basa en quitar de un sitio para poner en otro. Porque no es así. Nunca ha sido así, ni lo va a ser», en clara referencia a dudas suscitadas también en el turno de preguntas, conducido por el director de SUR, Manuel Castillo, sobre el fuerte crecimiento del aeropuerto de Sevilla en pleno retroceso del de Málaga, que es la puerta de entrada a Andalucía. Con un no rotundo zanjó el consejero la pregunta a si se estaba apoyando este refuerzo de la infraestructura hispalense.

El consejero recordó que pese al frenazo en el litoral, en Andalucía se va a cerrar el mejor verano de l historia. «Entre las cinco primeras regiones turísticas del país, Andalucía es la única que ha saldado el intervalo de junio a septiembre en positivo». Y eso que el estudio apunta al receso de alemanes y británicos, del 3,9% y del 19%, respectivamente, mercados que sumados acaparan más de la mitad de la bajada hotelera estival que han registrado los emisores internacionales en nuestra región. Por lo que terminó reiterando que hay que seguir remando juntos y en una misma dirección.

Cambio de estrategia en las acciones promocionales para la WTM de Londres

A las puertas de la gran cita para el turismo en el Reino Unido, que es la World Travel Market (WTM) de Londres, y ante un momento delicado por la recesión de este mercado, el consejero de Turismo y Deporte de la Junta, Francisco Javier Fernández, dio a conocer algunos detalles de las acciones programadas para este evento, y que presentará mañana en Málaga. Fernández señaló que han diseñado un cambio en la estrategia porque el objetivo es salir de los entornos tradicionales de Londres, donde los destinos andaluces se han presentado en puntos claves como Piccadilly, para estar presente donde está el británico potencial turista para Andalucía. «Queremos llegar al consumidor londinense y a ciudades como Manchester y Birmingham, donde la quiebra de Monarch ha provocado un descenso de viajeros. Creemos que es importante estar donde están los clientes», dijo.

También explicó que llevarán a cabo una apuesta firme en redes sociales. «Si no usas los canales donde está la gente, estás fuera. Vamos a llegar donde los turistas tienen su vida digital», declaró el consejero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos