Casi un 20% de los conductores reconoce que comprueba las redes sociales mientras conduce

Un conductor consulta su portátil en el coche./
Un conductor consulta su portátil en el coche.

Las distracciones al volante crecen por la multiplicación de servicios de los teléfonos inteligentes

IGNACIO LILLOMálaga

Hacer comentarios y fotos y mandarlos a las redes sociales, chatear con conocidos e incluso buscar contenidos en Internet son distracciones cada vez más frecuentes cuando se está conduciendo, motivadas precisamente por la multiplicación de servicios de los teléfonos inteligentes. Muchos lectores se verán reconocidos en estas peligrosas actitudes, que una compañía automovilística se ha atrevido a analizar y cuantificar. Casi dos de cada diez usuarios de la vía cometen infracciones de este tipo, según el informe de seguridad vial elaborado por LeasePlan, empresa especializada en renting y gestión de flotas.

Aunque este dato es llamativo, el informe va más allá y estima en un 84% los encuestados que afirma realizar múltiples tareas mientras conduce, lo que en ocasiones puede desembocar en accidentes. Además de la tentación de las redes sociales hay otras, tales como el envío de mensajes y, sobre todo, las llamadas telefónicas tradicionales, con o sin manos libres, que realizan el 69% de los participantes. Le siguen beber 32% y comer.

Coches que se pegan demasiado

El sondeo también incluye otros conceptos de seguridad vial, y la mayoría coincide en que el comportamiento más molesto en carretera es el de llevar a otro vehículo pegado detrás; seguido por aquellos que conducen demasiado despacio y los gestos agresivos.

En la faceta internacional, y al contrario de lo que se tiende a pensar, los españoles tienen por lo general una buena consideración al volante cuando se pregunta a los colegas europeos. No así los italianos, que se consideran mayoritariamente los peores usuarios de la vía; seguidos por los portugueses y los griegos.

Entre las conclusiones también aparecen críticas a la actitud de las empresas ante la seguridad laboral de sus empleados, a pesar del alto índice de accidentes que se producen in itinere. Frente a otras actitudes, que sí se cuidan, casi la mitad de los consultados reconoce que su compañía no hace nada por aumentar la seguridad en la conducción; mientras que una cuarta parte recibe regularmente correos con consejos y trucos para mejorar y la misma proporción tiene la posibilidad de asistir a talleres y cursos de conducción. La encuesta ha sido realizada a conductores en los 32 países donde LeasePlan tiene presencia.