El refuerzo policial frena la presencia de 'taxis' piratas en el aeropuerto

Un 'taxista' pirata recoge a unos turistas en el 'parking' del aeropuerto. /Sur
Un 'taxista' pirata recoge a unos turistas en el 'parking' del aeropuerto. / Sur

Los taxistas legales aplauden el resultado del operativo policial, que en su primer fin de semana se ha saldado con nueve denuncias frente a las 46 de todo 2018

Francisco Jiménez
FRANCISCO JIMÉNEZMálaga

El refuerzo de la vigilancia policial en el aeropuerto de Málaga para combatir la proliferación de 'taxis' piratas con la llegada del buen tiempo empieza a dar sus frutos. Durante el primer fin de semana en el que se ha ampliado el operativo puesto en marcha por la Policía Local a raíz de las protestas de los taxistas han sido denunciados nueve vehículos que llegaban o salían del aeródromo con clientes sin tener autorización para ello. Pero más allá de las intervenciones de los agentes contra el intrusismo (en todo 2018 se contabilizaron 46), lo cierto es que sólo la mayor presencia de los agentes en los últimos días ha bastado para reducir la actividad de los ilegales, tal y como han constatado no sólo desde la Policía Local, sino también en el propio sector. «Ojalá sea así siempre», apunta el portavoz de la Confederación de Taxis de la Costa del Sol, Juan González, quien traslada «la satisfacción del gremio por la implicación de los efectivos policiales para que, al menos de momento, se haya minimizado el problema».

El dispositivo, que se mantendrá durante todo el periodo estival con especial incidencia en los horarios de mayor afluencia de vuelos, está formado por al menos cuatro agentes: dos de ellos de paisano para perseguir la captación de clientes y otros dos uniformados para controlar la entrada y salida de vehículos. Una presión policial que parece haber disuadido a los que se dedican a acechar a los turistas en cuanto salen de recoger sus maletas (algunos 'trabajan' de forma individual pero los más numerosos son los grupos de magrebíes, que lo hacen muy organizados y que tampoco son ajenos al aumento de la vigilancia policial) pero no a los que llevan viajeros al aeródromo.

El dispositivo se mantendrá durante todo el verano, con mayor presencia en las horas con más vuelos

De esta forma, la misma mañana del jueves, primer día de operativo, se saldó con la detección de cinco 'taxis' ilegales. De estos conductores sorprendidos, tres eran españoles, y dos del Reino Unido, uno de los cuales, concretamente de origen irlandés que realizaba transportes de viajeros desde Gibraltar, fue detenido como presunto autor de un delito de resistencia a agentes de la autoridad ya que intentó darse a la fuga y los policías tuvieron que hacer uso de la fuerza para sacarlo del interior del vehículo.

Intervención del vehículo

En los días sucesivos, el dispositivo ha dado como resultado la localización, identificación y denuncia de otros cuatro. Dos de ellos eran de nacionalidad húngara y usaban sendos vehículos de más de 12 años de antigüedad que fueron interceptados cuando entraban al 'parking' del aeropuerto con turistas procedentes de Marbella. Del mismo municipio de origen llegaba otro 'pirata' español, al igual que un cuarto, en esta ocasión británico, que intentó evitar la acción policial alegando que los tres ocupantes del vehículo, turistas de su misma nacionalidad y que había recogido en Puerto Banús, eran amigos suyos. Un testimonio que fue desmentido por los clientes, que aseguraron que pensaban que se trataba de un taxi legal y que habían pagado 70 euros por el trayecto.

En estos casos, lo habitual es que los clientes recuperen su dinero, ya que el conductor se expone a una denuncia por estafa, además de la pertinente por transportar a viajeros sin autorización. Al ser 'cazados', la Policía Local procede a inmovilizar el vehículo y trasladarlo al depósito municipal, donde permanece, hasta el pago de la sanción, que es de 1.380,01 euros aunque si se abona antes de 30 días se queda en 966 (rebaja del 30%).

Intrusismo en el aeropuerto