Obama: «EE UU hará lo que tenga que hacer para proteger a los suyos del EI»

El presidente de EE UU, Barack Obama  /
El presidente de EE UU, Barack Obama

EE UU confirma que el vídeo del asesinato del periodista estadounidense por el Estado Islámico es auténtico

AGENCIAS Nueva York

El presidente de EE UU, Barack Obama , se ha mostrado "consternado" por la decapitación del periodista estadounidense James Foley, secuestrado en Siria en noviembre de 2012, que calificó como "un acto de violencia que agita la conciencia del mundo entero". "Una cosa en la que todo el mundo está de acuerdo es que un grupo como el Ejército Islámico (EI) no tiene cabida en el siglo XXI", aseguró Obama en una breve declaración para comentar el asesinato del reportero, de 40 años, a manos de yihadistas del EI.

El gobernante subrayó que "ninguna religión enseña a masacrar inocentes, y ningún Dios justo defendería lo que hicieron ayer". "La vida de Foley marca un claro contraste" con la de los yihadistas, quienes, aseguró, "torturan niños y mujeres".

EE UU baraja enviar a otros 300 soldados a Irak

El Departamento de Estado ha solicitado enviar personal militar adicional para garantizar la seguridad en Irak , según ha informado este miércoles a Reuters un funcionario estadounidense.

La fuente ha explicado, bajo condición de anonimato, que Estados Unidos podría enviar otros 300 efectivos a Irak , donde ya hay 800 soldados norteamericanos para ayudar a las fuerzas locales a enfrentar a los yihadistas del Estado Islámico.

Por ello, Obama remarcó que "vamos a seguir haciendo lo que debemos hacer" para acabar con EI, al advertir que cuando alguien daña a un estadounidense en cualquier lugar, Washington hará "lo que sea necesario para que se haga justicia". La comparecencia del presidente, desde su residencia de vacaciones se produjo poco después de que la Casa Blanca confirmase la autenticidad del vídeo de la decapitación de Foley, difundido ayer martes en foros yihadistas de internet.

En el vídeo, el reportero se despide de su familia y acusa al Gobierno de Estados Unidos de ser el culpable de su ejecución por su reciente intervención en Irak, antes de ser degollado ante la cámara por un encapuchado que habla en inglés. En las imágenes, además de Foley, de 40 años, aparece otro periodista estadounidense secuestrado, Steven Joel Sotloff, cuya vida "depende de la próxima decisión de Obama ", según dice en inglés en la grabación el autor de la decapitación.

Obama informó, asimismo, que había llamado a los padres de Foley para ofrecerles sus condolencias antes de su declaración.