La hipnosis se aleja de la pequeña pantalla

Darío Benítez pone en práctica la hipnosis con una de las alumnas. /
Darío Benítez pone en práctica la hipnosis con una de las alumnas.

Una veintena de alumnos asisten a un curso en la UMA organizado para derribar falsos mitos sobre esta disciplina

MIGUEL NAVASMálaga

Aunque ya no son tan frecuentes, los programas sobre hipnosis en televisión eran comunes en las parrillas de las principales cadenas de nuestro país. Esto ha provocado que en muchos casos los ciudadanos tengan una imagen distorsionada sobre esta disciplina, algo a lo que también ha contribuido el cine. Precisamente con el objetivo de eliminar los falsos mitos sobre la hipnosis, Darío Benítez, especialista de Nayade Psicólogos, impartió la pasada semana un curso sobre la materia en Link by UMA-ATech, en el que intentó poner a esta disciplina en el lugar que, según él, le corresponde.

«Mi idea es que la gente aprenda lo que es la hipnosis, que vea que no es nada raro», explicó Benítez, para después añadir que es una técnica «que no tiene nada de milagrosa», en referencia a los múltiples especialistas que aseguran lograr que puede dejarse de fumar en pocas sesiones. «Si te gastas 500 euros en una sesión dejas de fumar, pero porque te has gastado 500 euros», dijo después el profesor durante la clase.

Y es que Benítez asegura que la hipnosis es una disciplina que puede tener beneficios positivos, como se encargó de demostrar a la veintena de alumnos que asistieron al edificio del Rayo Verde. Una de las jóvenes que asistió al curso, incluso, se animó a probar en primera persona las técnicas de hipnosis de Benítez, quien afirmó, con voz tranquila y pausada, que al acercar su mano a la cara de la alumna, el cuerpo de esta se movería hacia atrás. Lo consiguió, aunque la chica después fue incapaz de explicar por qué se había movido.

Esta era una de las primeras muestras de que la hipnosis es algo más que un péndulo oscilando delante de los ojos de alguien para convencerlo de que es una gallina.

«Por curiosidad»

Durante las cuatro horas que duró el curso, los asistentes pudieron poner en práctica diversas técnicas de hipnosis para comprobar cómo era realmente. «Han conseguido desmitificar el concepto que tenía de la hipnosis», afirmó José Antonio Granados, estudiante de último curso de Derecho y ADE, quien explicó que se había inscrito en el curso «por curiosidad», para saber si lo que veía en televisión era verdad. «No lo es», sentenciaba.

Como él, el resto de alumnos salieron del Rayo Verde con una imagen sobre la hipnosis opuesta a la que tenían al entrar. Es el caso de Olga González, estudiante de segundo año de Psicología, quien sentía curiosidad por saber si esta disciplina «podía hacerte recuperar recuerdos que no sabías que tenías». Esta técnica se denomina 'regresión', pero nada tiene que ver con la hipnosis, pues como advirtió Benítez, es posible 'crear' falsos recuerdos en su paciente. Este área también ha sido tratada en el cine, aunque con una perspectiva más realista, como es el caso de la película 'Regresión' de Alejandro Amenábar, donde sí se admitía el fraude de estas técnicas.