Nerja prorrogará las concesiones de los chiringuitos de Burriana por octava vez

En la playa de Burriana hay seis chiringuitos que funcionan desde hace más de cinco décadas. :: e. c./
En la playa de Burriana hay seis chiringuitos que funcionan desde hace más de cinco décadas. :: e. c.

El tripartito alega que no le da tiempo a sacar el pliego antes del verano porque están realizando un inventario de las instalaciones

EUGENIO CABEZAS

Los chiringuitos más emblemáticos de Nerja, como el Ayo o el Moreno, con más de cinco décadas de trayectoria, podrán seguir funcionando este próximo verano con normalidad, toda vez que el Ayuntamiento aún no ha concluido los trámites para volver a sacar a concurso las concesiones de estos establecimientos, cuya última adjudicación tuvo lugar en el año 2000, por un periodo inicial de diez años. Desde entonces, se vienen otorgando prórrogas anuales. Entre 2010 y 2015 las concedió en Junta de Gobierno el anterior equipo del PP, con José Alberto Armijo al frente, y el pasado verano, el tripartito en minoría, conformado por PSOE, IU y EVA-Podemos, otorgó, con la unanimidad de todas las formaciones (PP y Ciudadanos también votaron a favor en pleno), les otorgó la séptima prórroga, igualmente por un periodo de un año.

Así, a las puertas de la temporada alta veraniega, la concejala de Playas, Cristina Fernández (EVA-Podemos), aseguró a SUR que ya no les va a dar tiempo a publicar el nuevo pliego y completar los trámites de adjudicación, por lo que aplazó esta posibilidad hasta después de los meses estivales, «para septiembre esperamos tenerlo listo», apostilló la concejala, quien insistió en que «lo más justo» es sacarlos a concurso después de 17 años desde que se hizo por última vez. La edil dijo en un pleno celebrado el pasado noviembre que habían detectado «numerosas irregularidades» en las seis concesiones, tales como carecer de licencias de apertura, de proyectos de obras menor y mayor para las actuaciones realizadas, incumplimientos en materia de accesibilidad, así como la inexistencia de un inventario actualizado de los bienes.

La que será octava prórroga consecutiva afectará a los seis chiringuitos de la playa de Burriana (Moreno, José Cruz, Montemar, La Barca, Playa Sol y Ayo) y al situado en el extremo más occidental de la playa de El Playazo, que podrán mantener el servicio hasta el 30 de junio de 2018. Estos establecimientos hosteleros pagan entre 80.000 y 120.000 euros anuales al Consistorio. No obstante, la edil matizó que una vez que se complete el trámite podrían comenzar a operar los nuevos concesionarios que salgan.

En las seis prorrogas acordadas por el PP, que se aprobaron en Junta de Gobierno, se argumentaron dos razones: «Garantizar la prestación sin interrupciones del servicio, con un mínimo de calidad, el cual es ampliamente superado, entendemos, por la reconocida a los actuales concesionarios. Tampoco puede obviarse que, a pesar de encontrarnos en pleno proceso de superación de la crisis, ésta no es favorable a que en una nueva licitación pudieran ser alcanzadas mayores contraprestaciones económicas para este Ayuntamiento».

Por su parte, los empresarios de los chiringuitos de Burriana calificaron de «pantomima con ánimo de confundir» las manifestaciones de la concejala del pasado año. «La intervención está llena de inexactitudes. Las acusaciones, en la práctica totalidad, son inciertas», dijeron al tiempo que exigieron «una rectificación» a la edil.

Uno de los hosteleros apuntó a SUR que siguen a la espera de conocer el pliego que tiene previsto publicar el Ayuntamiento, «en función de lo que diga actuaremos». En este sentido, el empresario apuntó que han encargado informes a dos catedráticos de Derecho para conocer el periodo máximo al que podrían acogerse mediante prórrogas, «y nos dicen que podría ser de 20, 25 ó 75 años». «Estamos dispuestos a negociar de forma razonable y proporcionada, pero defenderemos nuestros derechos», agregó.