El PSOE ganaría, pero habría un empate entre izquierda y derecha en Andalucía

Intención de voto en Andalucía (Sondeo GAD3 para SUR)/
Intención de voto en Andalucía (Sondeo GAD3 para SUR)

Se produciría un trasvase automático de votos de Unidas Podemos al PSOE y del PP a Vox

Javier Recio
JAVIER RECIOMálaga

Las elecciones generales del próximo día 28 de abril se presentan bastante igualadas entre los dos grandes bloques políticos, el de la izquierda y la derecha, que obtendrían prácticamente los mismos diputados, aunque tendría como claro ganador al PSOE, según se desprende del sondeo de GAD3 para SUR. Los socialistas volverían a obtener el primer puesto en la comunidad y le arrebataría este lugar del podio al PP, que sufriría un importante descenso en los comicios. Pedro Sánchez conseguiría mejorar bastante su último resultado en Andalucía, pues mejoraría seis puntos porcentuales el número de votos, lo que se traduciría en 27 diputados, nada menos que siete más que en las generales del 2016. La notable mejora se nutre de Unidas Podemos. De hecho, recoge los siete diputados que pierde la coalición. El PSOE gana uno en todas las provincias, salvo en Almería. El líder socialista también se marcaría un tanto importante frente a Susana Díaz, ya que la marca del puño y la rosa también mejoraría el porcentaje de voto, el 37% frente al 27,98%, que logró la política sevillana en las pasadas autonómicas del 2 de diciembre. O sea, que saldría reforzado en la pugna que mantiene con la trianera y que puede desembocar en movimientos en el seno del partido en Andalucía. Hay que tener en cuenta además que Sánchez no ha dudado en hacer las listas a su antojo, cambiando nombres propuestos por Díaz, por lo que se arrogaría directamente el buen resultado andaluz. Con los datos de este sondeo, los andaluces premiarían la labor de gobierno del presidente, que para nada sufre desgaste por sus decisiones al frente del Ejecutivo, pese a que la polémica le ha rodeado prácticamente durante todo su mandato, especialmente en su relación con los partidos catalanes. Sin embargo, Pedro Sánchez se puede encontrar con un problema a la hora de gobernar pese a ser el más votado, ya que Unidas Podemos se derrumbaría en Andalucía, lo que resta posibilidades a la hora de lograr una mayoría suficiente para gobernar con el partido radical de izquierdas y los nacionalistas. En la Comunidad el batacazo de la coalición, uno de sus bastiones en el país, sería especialmente duro, pues pasaría de alcanzar once actas de diputados a sólo cuatro. Unidas Podemos perdería casi la mitad de votantes y dejaría de tener representante en cuatro provincias (Córdoba, Granada, Huelva y Jaén). A éstas habría que unir Almería, donde tampoco logró representación en las pasadas generales. Con este planteamiento el bloque natural de la izquierda, formado por PSOE y UP, sumarían 31 diputados. Esto le permitiría ganar por uno al de la derecha, puesto que PP, Ciudadanos y Vox tendrían 30 diputados. Por bloques, se daría exactamente el mismo resultado que en las generales del 2016. Se mantendría este empate técnico, aunque con diferente reparto entre los partidos. El PP mejora porcentaje de votos frente a las pasadas andaluzas, por lo que esta primera ola de simpatía que suele acompañar a los nuevos gobiernos le puede favorecer, aunque no se debe perder de vista que es el segundo partido que perdería más representación, en concreto, cinco parlamentarios. Los populares sólo lograrían mantener el tipo en Córdoba, Jaén y Huelva. En el resto de demarcaciones pierde un congresista. Sólo la coalición de izquierdas pierde más. Sin duda, el gran triunfador sería Vox que alcanzaría el 11,75% de los votos, frente al residual 0,2% que obtuvo en las pasadas elecciones generales. El partido que lidera Santiago Abascal pasaría incluso a la coalición que encabeza Pablo Iglesias y se convertiría en el cuarto partido más votado de Andalucía. Sin duda, un resultado espectacular si se tiene en cuenta de donde partía. Vox se haría con los cinco congresistas que pierde el PP y mejoraría incluso el porcentaje de votos que alcanzó en las andaluzas, pues pasaría del 10,97% al 11,75%. El partido radical de derecha lograría sus mejores resultados en Almería y Jaén, donde sería la tercera fuerza. También ocuparía esta posición en Córdoba y en Huelva, aunque en estas circunscripciones lo haría empatando con Ciudadanos. Los peores apoyos para Vox se darían en Sevilla, que sigue siendo el principal bastión de los partidos de izquierda en Andalucía.

Más...

Pedro Sánchez obtendría un resultado mejor del que obtuvo Susana Díaz en las autonómicas

Vox irrumpiría con fuerza y se convertiría en cuarta fuerza política por delante de la coalición de izquierdas

El que parece que ha tocado techo en Andalucía es Ciudadanos, puesto que repetiría el número de congresistas. Tendrían un leve retroceso en el porcentaje de votos respecto a las anteriores generales (12,75% frente a 13,5%) y quedaría lejos del gran resultado que obtuvo Juan Marín, donde cosechó el 18,27% en las andaluzas de primeros de diciembre. Rivera, pese a los últimos fichajes que está realizando con Inés Arrimadas a la cabeza, no tendría más apoyos en Andalucía. La encuesta de GAD3 realizada con 5.800 entrevistas telefónicas entre el 1 y el 20 de marzo refleja que hay partido en Andalucía y que la campaña podría desnivelar el resultado a un lado u otro de la balanza.