Una aplicación web ayuda a detectar el abuso sexual infantil

Una aplicación web ayuda a detectar el abuso sexual infantil

La app 'rompesuabuso.com' traduce los indicadores de riesgo fijados por Save the Children en una encuesta accesible

Regina Sotorrío
REGINA SOTORRÍO

Hay realidades que no dejan lugar a dudas: la menor está embarazada. Pero ese es el extremo y no siempre el abuso sexual infantil se manifiesta de manera tan evidente. Otros muchos indicadores de alerta son más sutiles y pueden pasar inadvertidos para el adulto. Para evitarlo, la aplicación web rompesuabuso.com los traduce en preguntas que ayudan a detectar las situaciones de riesgo. Según las respuestas a una serie de cuestiones, la web app advierte de la probabilidad de que el niño sea o no una víctima.

¿Tiene infecciones de orina a menudo? ¿Tiene frecuentes dolores de barriga, de cabeza, malestar general, o fatiga, sin que el médico considere que se debe a ninguna causa médica? ¿Expresa frecuentemente que no sabe hacer algo o que no se siente capaz? ¿Se opone a visitar a una determinada persona o se niega a acudir a una determinada actividad? La aplicación web, presentada por la Asociación Redime, transforma en encuesta los signos de alerta elaborados por Save the Children (en base a unos previos de Unicef). Cualquier adulto puede acceder a ella de manera intuitiva y accesible: tras seleccionar el sexo y la edad del menor, se inicia el cuestionario.

Se incluyen indicadores físicos, psicosociales, funcionales y sexuales, parámetros que analizados en su conjunto determinarán si hay abuso, si se recomienda estar vigilantes por alto riesgo, si el menor manifiesta algún problema que no es posible vincular a una agresión sexual con seguridad o si no hay indicios para estar preocupados. En cualquier caso, los responsables advierten: las conclusiones de la web app «no son la ley». «Es una forma de que el usuario vea de forma rápida y sencilla cuáles son las cosas en las que se tienen que fijar», puntualiza el diseñador multimedia Daniel Villagrán.

La aplicación ha sido desarrollada en el ámbito del curso de FPE para el certificado de profesionalidad 'Confección y publicación de páginas web' impartido en la Academia Integral de Málaga. Para su elaboración ha contado con la colaboración de expertos de la Asociación Redime, el Centro Terapéutico Mayam y la Asociación Con.Ciencia, participando como equipo de investigación de la Universidad de Málaga.

La puesta en marcha de esta aplicación parte de un drama: uno de cada cinco menores en la Unión Europea sufre abuso sexual, según datos del Consejo de Europa. La asociación Redime acompaña desde 2004 a las víctimas adultas de abusos en la infancia en su recuperación. La institución provee herramientas para equilibrar y empoderar sus vidas a través de grupos de ayuda mutua, donde se ayuda a tomar consciencia del problema y sanar la herida. Por ellos han pasado hasta el día de hoy más de 600 personas en Málaga y Barcelona.

 

Fotos

Vídeos