Rajoy desautoriza a Gallardón y retira la Ley del Aborto

Rajoy saluda a Gallardón. /
Rajoy saluda a Gallardón.

El presidente del Gobierno justifica que no ha encontrado el consenso suficiente en el PP

MATEO BALÍNMadrid

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha cerrado hoy el debate sobre la continuidad de la reforma de la Ley del Aborto tras anunciar que el proyecto redactado por el Ministerio de Justicia se retira por no haber encontrado el consenso suficiente para sacarlo adelante.

Gallardón comparece a las 17.30 horas

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, comparecerá esta tarde a las 17.30 en la sede del Ministerio en el Palacio de Parcent "para ofrecer una valoración sobre las novedades en el proyecto de Ley Orgánica de protección del concebido y los derechos de la embarazada", según ha informado su departamento.

Rajoy ha hecho este anuncio en declaraciones a los medios tras participar en el Congreso Mundial de Relaciones Públicas que se celebra en Madrid. Según han confirmado fuentes ministeriales, el jefe del Ejecutivo había comunicado al ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, que iba a dar hoy a conocer a la opinión pública la retirada definitiva de la reforma.

De la misma forma, Rajoy ha anunciado que el Ejecutivo modificará la actual normativa para asegurar que las menores de 16 y 17 años necesiten del consentimiento paterno para interrumpir su embarazo y apostará por un Plan de Protección de la Familia que verá la luz antes de finales de año.

La decisión del Gobierno supone una clara desautorización al ministro Ruiz-Gallardón, cuyo departamento había redactado y defendido con ahínco el anteproyecto de la Ley Orgánica de Protección del Concebido y los Derechos de la Embarazada, aprobado por el Consejo de Ministros el 20 de diciembre de 2013. Una semana después, el propio Rajoy defendió la reforma por ser "equilibrada" durante una comparecencia en el Palacio de la Moncloa.

Gallardón esta misma mañana ha dicho que la sesión de control prevista para mañana en el Congreso es "el lugar adecuado" para que el Gobierno explique la situación de la reforma de la ley del aborto, ya que hay una pregunta del grupo socialista y una interpelación de IU sobre la reforma.

Cronología

El PP publicó el 1 de noviembre de 2011 el programa electoral en el que afirmaba que "cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida". El 25 de enero de 2012, Gallardón recordó en el Congreso, durante su primera intervención como ministro de Justicia, su compromiso de reformar la ley del aborto. "Un cambio de la actual regulación del aborto para reforzar la protección del derecho a la vida", señaló.

El 18 de noviembre de 2013 el ministro avanzó que la reforma de la ley del aborto será "inminente" y el 20 de diciembre el Consejo de Ministros aprobó el anteproyecto, que garantizaba que las menores tengan que contar con sus padres durante el proceso, despenalizaba a la mujer que decide interrumpir la gestación y regulaba la objeción de conciencia del personal sanitario.

El 14 de enero pasado el PP frenó en el Congreso las iniciativas parlamentarias contra su anteproyecto y Gallardón admitió por vez primera "mejoras" que "no desvirtuarán el proyecto". El 22 de enero, Rajoy reconoció que la reforma del aborto tiene puntos "controvertidos" tras escuchar voces disidentes dentro del PP y aseguró que el proyecto es "susceptible de mejoras".

Estas "mejoras" llegaron el 30 de junio, cuando el ministro aseguró que sólo se podrá abortar por malformación si afecta a la madre. El 21 de julio, Gallardón añadió que la reforma será aprobada antes de que termine el verano. «Estoy en condiciones de decirles que el proyecto se aprobará antes de que termine el verano, pero el verano termina en septiembre», dijo.

Entonces, los gobiernos de Euskadi, Andalucía, Cataluña, Asturias y Canarias exigieron la retirada de una reforma «cavernaria» que vulnera los derechos de la mujer. Finalmente, el 16 de septiembre el ministro admitió que posponía, no retiraba, la reforma del aborto para centrarse en «el desafío soberanista» catalán.