Un tornado afecta a la zona del aeropuerto, Churriana y Los Álamos

Estado en el que ha quedado el chiringuito Copacabana. /
Estado en el que ha quedado el chiringuito Copacabana.

Un fuerte remolino de entre 140 y 180 kilómetros por hora ha destrozado una gasolinera, chiringuitos y otros locales de la zona, ha derrumbado muros y ha volcado vehículos a su paso

IGNACIO LILLOMálaga

Una tromba marina -tornado que se forma en el mar- de entre 140 y 180 kilómetros por hora (intensidad F1 en la escala de Fujita-Pearson) ha causado importantes daños esta mañana, poco antes de las siete, en la zona del aeropuerto, Churriana, Playamar y Los Álamos. El tornado ha tomado tierra en Playamar, a la altura del chiringuito Copacabana, ha levantado el techo del establecimiento, ha volcado hidropedales, ha continuado por la carretera de Coín y la avenida García Morato, dirección Churriana arrancando árboles, derrumbando muros y destrozando locales a su paso. Sobre las 12.30 y frente a las playas de Rincón de la Victoria y entre Guadalmar y La Misericordia en la capital también pudo verse remolinos del mismo tipo pero que no causaron daños porque no tocaron tierra.

noticias relacionadas

El fenómeno acontecido a las 7 de la mañana y el más dañino, que ha durado unos 10 minutos según la Agencia de Meteorología (Aemet), ha sido presenciado por las dos empleadas de la gasolinera de BP situada en la entrada del aeropuerto de Málaga y por un conductor que se encontraba dentro de un coche. Según explicaron los testigos, el remolino entró por una esquina de la gasolinera y la ha bordeado hasta salir por el otro extremo y ha ido levantando del suelo todo lo que había a su paso durante unos dos minutos.

"Nos hemos refugiado en la tienda de la gasolinera con la puerta cerrada, ha levantado chapas que han llegado hasta el aeropuerto, hay coches destrozados y también ha arañado el túnel de lavado y de presión y la cubierta de la gasolinera. Si dura más, no estamos aquí", dice Mari del Carmen García, empleada de la estación de servicio.

Según relatan las testigos, por fortuna había un cliente que estaba repostando, pero que se marchó unos minutos antes de que pasara el tornado. En la zona, donde todavía trabajan efectivos de Bomberos, pueden verse cristales de coches atravesados por chapas y numerosas piezas del mobiliario que han llegado hasta la parada de taxis del aeródromo.

"Hemos pasado mucho miedo porque no sabíamos dónde meternos", afirma una de las empleadas.

Balance de daños

Además del chiringuito de Playamar, se han producido daños en el techo de la citada gasolinera de BP, situada a la entrada del aeropuerto y en tres vehículos aparcados en esta estación de servicio.

También han resultado afectados 17 vehículos que se encontraban en el parking Holiday Golf, a lo que hay que añadir dos caravanas que el viento ha levantado y ha desplazado unos 10 metros. Además, se aprecian tejados de chapa levantados en diversas naves industriales. La tromba también ha causado daños en la base aérea militar, donde se han caído varios árboles.

Más de una treintena de árboles (naranjos, grevilleas y babuinas) han sido arrancados de raíz y han caído en la mediana en el viario de la carretera de Coín. Un nogal de grandes dimensiones ha volcado en un jardín privado situado en el número 23 de la misma carretera. Varios árboles se han desplomado y derribado un cerramiento de la base aérea

Por último, el fuerte viento que ha soplado, en este caso en la zona de Teatinos, ha derribado dos ficus, que han sido ya retirados por los servicios municipales. También se ha registrado un pequeño corte de luz en la línea de media tensión 'Almogía', de la subestación de Campanillas de Endesa, que ha dejado sin suministro a 1.648 clientes de Málaga y Almogía durante unos diez minutos, tal y como han explicado fuentes de la compañía.

Según José María Sánchez-Laulhé, director del Aemet en Málaga, fenómenos de este tipo "se dan con bastante frecuencia en la costa mediterránea española en general y en la andaluza en concreto"; de hecho, ha comentado que no es el primer tornado que tiene lugar en Málaga este año, aunque todos con una intensidad baja --entre F0 y F1--. Según ha especificado, estos vientos suelen ir acompañando a tormentas.

En manos de las aseguradoras

Los afectados por los efectos del tornado ya han trasladado el balance de daños a sus respectivas compañías aseguradoras, que deberán ahora tramitar los partes para su envío al Consorcio de Compensación de Seguros, organismo encargado de asumir las indemnizaciones en caso de fenómenos naturales (tales como tornados, terremotos, lluvias torrenciales o inundaciones). Entre los establecimientos más perjudicados figuran la gasolinera de Churriana, el chiringuito Copacabana -que ha quedado practicamente en siniestro total- o el parking Holiday Golf. Se espera que la cuantía final a abonar por esta tromba marina sea millonaria.

 

Fotos

Vídeos